Inicio Empleo ¿Qué es la asertividad y por qué es tan valorada en el mercado laboral?

¿Qué es la asertividad y por qué es tan valorada en el mercado laboral?

por Pablo Moreno
Niña habla por teléfono con soltura

Entre las habilidades que suelen solicitarse en las búsquedas laborales se encuentra la asertividad. Te contamos qué es la asertividad, cómo desarrollarla, su incidencia en el éxito profesional y dónde capacitarse.

¿Qué es la asertividad?

La asertividad es una habilidad de comunicación y comportamiento interpersonal que implica expresar pensamientos, sentimientos, opiniones y deseos, de una manera clara, directa y respetuosa. Sin agredir, ni someterse a otros. En otras palabras, consiste en establecer un proceso de comunicación honesto y efectivo.

En cierta medida, podríamos decir que la asertividad se sitúa en un punto intermedio entre:

  • La pasividad, desde el punto de vista de no expresar opiniones y necesidades, cediendo ante los demás. 
  • La agresividad, entendida como un modo de expresión dominante, que busca imponer opiniones sobre los demás. 

Al ser asertiva, una persona puede expresar sus puntos de vista y establecer límites de manera constructiva, manteniendo un equilibrio entre sus propios intereses y los de los demás.

Se trata de una habilidad importante para desenvolverse en diversos aspectos de la vida, incluyendo las relaciones personales, laborales y sociales. 

Ayuda a evitar malentendidos, a mantener relaciones saludables y a sortear conflictos innecesarios. 

Desarrollar la asertividad implica trabajar en la autoconfianza, la autoestima y la capacidad de expresarte de manera clara y calmada en diferentes situaciones.

¿Cómo se puede desarrollar la asertividad?

Desarrollar la asertividad es un proceso que implica práctica, autorreflexión y adquisición de nuevas habilidades. La clave pasa por tener paciencia. A medida que una persona practique y se exponga a diferentes situaciones en las que deba aplicar esta habilidad, irá adquiriendo confianza para comunicarse de manera efectiva y respetuosa.

Veamos algunas estrategias que pueden utilizarse para favorecer a su desarrollo.

1) Autoconocimiento

Implica reflexionar sobre los sentimientos, necesidades, valores y límites que tiene cada persona. Cuanta mejor comprensión se tenga de uno o una misma, más fácil será comunicar pensamientos de manera asertiva.

2) Practicar la comunicación clara

Es importante trabajar en la expresión de ideas de una manera directa y sin ambigüedades. Evitando el uso de palabras vagas o indirectas que puedan dar lugar a malentendidos.

3) Aprende a decir «no»

Otro elemento fundamental reside en adquirir la capacidad de decir «no», de un modo firme pero amable, cuando sea necesario. No hay que sentirse culpable por priorizar las necesidades propias a las de otros en ciertas ocasiones.

4) Usar el «Yo» en lugar del «Tú»

En lugar de acusar o culpar a los demás, enfocarse en expresar los sentimientos y necesidades propias, utilizando frases como «Yo siento…» o «Yo necesito…».

5) Desarrolla habilidades de escucha

La asertividad también implica escuchar a los demás de manera activa y respetuosa. Lo cual demuestra el interés por entender los puntos de vista de otras personas.

6) Manejo de emociones

Aprender a manejar las emociones en situaciones desafiantes, ejercitando la calma y el autocontrol, ayudará a comunicarse de manera más efectiva.

7) Role playing

Practicar situaciones sociales o laborales desafiantes a través de la simulación de roles, es un excelente ejercicio para experimentar y mejorar habilidades asertivas en un entorno seguro.

8) Afrontar el miedo al rechazo

Reconocer y trabajar en la superación del miedo al rechazo o a la desaprobación de los demás, es central. Ser asertivo no implica que todos estén de acuerdo con lo expresado. Implica defender las necesidades propias de un modo efectivo.

9) Establecer objetivos

Definir metas específicas para mejorar la asertividad en diferentes áreas de la vida, aportará un enfoque claro y medible para el desarrollo personal.

10) Buscar apoyo

Conversar con amigos, familiares o profesionales de la salud mental sobre los objetivos de desarrollo asertivo, permitirá lograr el apoyo y la retroalimentación necesaria para transcurrir con éxito el proceso.

Importancia de desarrollar competencias vinculadas a la asertividad

Desarrollar competencias vinculadas a la asertividad es importante por varias razones. Entre ellas, la necesidad que tenemos todas los seres humanos de mejorar nuestras capacidades de comunicación, para expresar ideas y sentimientos de manera clara y directa. 

También es fundamental para construir relaciones equilibradas y respetuosas, y reforzar la autoestima y la confianza en uno o una misma. 

En términos de resolución de conflictos, la asertividad es una herramienta valiosa que permite expresar preocupaciones y encontrar soluciones colaborativas en lugar de dejar que los problemas se acumulen.

Por otra parte, la asertividad evita la acumulación de frustración y resentimiento que pueden surgir cuando una persona no se expresa adecuadamente.

En el entorno laboral, esta habilidad favorece a la comunicación de ideas de una manera efectiva, a negociar acuerdos y defender derechos laborales, sin causar conflictos innecesarios.

La asertividad también aporta la posibilidad de desarrollar otra de las habilidades blandas altamente demandada en los ámbitos de trabajo: la empatía. Y brinda la capacidad de conocerse mejor a sí mismo y mejorar los niveles y calidad de interacción social.

¿Cuál es la incidencia de la asertividad en el éxito profesional?

La asertividad juega un papel significativo en el éxito profesional. En este sentido, existen varias formas en las que esta habilidad puede influir en el desarrollo y la obtención de logros en el ámbito laboral:

1) Comunicación efectiva

Ser asertivo permite comunicar ideas, opiniones y necesidades de manera clara y directa, para colaborar eficazmente con colegas, superiores y subordinados. Lo cual puede mejorar la calidad del trabajo de una persona y contribuir a la resolución de problemas.

2) Negociación

En muchas situaciones profesionales, es necesario llegar a acuerdos y tomar decisiones. La asertividad capacita para negociar de manera justa y equitativa, defendiendo intereses y alcanzando soluciones beneficiosas para todas las partes involucradas.

3) Establecimiento de límites

La asertividad te permite establecer límites claros en cuanto a responsabilidades y cargas laborales. Ayudando de esta manera a evitar el agotamiento y el exceso de trabajo. Lo que a su vez puede incidir en el aumento de la productividad y bienestar en el trabajo.

4) Afrontar desafíos

En un entorno laboral, todos nos enfrentamos a desafíos, críticas y situaciones difíciles. La asertividad ayuda a gestionar estos momentos con confianza. Afrontando las críticas de manera constructiva y abordando los problemas en lugar de evitarlos.

5) Liderazgo efectivo

La asertividad es crucial para guiar a un equipo. Que un líder sea capaz de expresar sus expectativas, dar retroalimentación y abordar conflictos de manera asertiva, puede mejorar la moral del grupo y aumentar su eficacia.

6) Desarrollo de relaciones profesionales

Esta habilidad contribuye a construir relaciones profesionales saludables. Al contar con la capacidad de expresar pensamientos y necesidades de manera respetuosa, se pueden establecer conexiones más sólidas y auténticas con colegas y colaboradores.

7) Confianza en uno mismo

Ser asertivo refuerza la autoestima y la confianza en las capacidades propias para expresarse y defender ideas. Lo cual puede llevar a un mayor rendimiento y a tener la disposición para asumir responsabilidades más desafiantes.

8) Resolución de conflictos

La asertividad brinda herramientas para manejar los conflictos de manera constructiva, abordando los desacuerdos de manera directa y buscando soluciones que beneficien a todas las partes involucradas.

¿Por qué la asertividad es esencial para el futuro del trabajo?

En ecosistemas laborales cada vez más complejos y dinámicos, la asertividad se convirtió en una habilidad indispensable, que está siendo evaluada en la mayoría de los procesos de reclutamiento. 

Su influencia en la comunicación efectiva, la adaptabilidad, la colaboración, y el liderazgo y la gestión de equipos, ofrece a las personas asertivas la posibilidad de estar mejor preparados para sobresalir profesionalmente.

Veamos algunas áreas en las que la asertividad está impactando con fuerza.

I) Colaboración y trabajo en equipo

En un mundo laboral cada vez más colaborativo, es fundamental que los profesionales puedan comunicarse claramente, y expresar sus ideas y necesidades. Y al mismo tiempo, ser receptivos frente a las perspectivas de los demás. La asertividad facilita esta interacción eficaz y respetuosa.

II) Cambio y adaptabilidad

El entorno laboral actual es altamente dinámico y está en constante evolución debido a la creciente incorporación de tecnologías y la evolución de diversos hábitos culturales, vinculados a la comunicación, la producción y el consumo. 

Ser asertivo permite a los trabajadores expresar sus opiniones sobre los cambios que suceden cotidianamente. Lo que puede llevar a una implementación más efectiva y a una adaptación más rápida.

III) Innovación

La asertividad fomenta la expresión de ideas creativas y fuera de lo común. En un mundo donde la innovación es crucial para la ventaja competitiva, la capacidad de presentar nuevas ideas y perspectivas de manera asertiva, puede impulsar la creatividad y el progreso.

IV) Liderazgo y gestión de equipos

Los líderes y gerentes efectivos necesitan ser asertivos para comunicar expectativas, delegar tareas, proporcionar retroalimentación y resolver conflictos. Lo cual favorece a mantener la cohesión y el rendimiento del equipo.

V) Empoderamiento y diversidad

La asertividad permite que las personas defiendan sus propios derechos y necesidades. En un entorno laboral cada vez más diverso, esta habilidad es vital para garantizar que todas las voces sean escuchadas y que se respeten los diferentes puntos de vista.

VI) Teletrabajo y comunicación digital

La comunicación no verbal es más difícil de percibir en un entorno virtual, por lo que la claridad y la asertividad en la comunicación escrita son cruciales.

VII) Empoderamiento y autogestión

La asertividad no solo se aplica en la interacción con otros, sino también en la forma en que te relacionas contigo mismo. Ser asertivo con uno o una misma implica establecer objetivos claros, defender las necesidades propias, y tomar decisiones informadas sobre la carrera y el desarrollo personal.

¿Dónde capacitarse en Asertividad?

El Centro de e-Learning de la UTN FRBA cuenta con una interesante propuesta formativa para desarrollar habilidades esenciales para los entornos laborales actuales y futuros. 

  • Comunicación para Directivos: capacita en el desarrollo de habilidades de comunicación imprescindibles en toda interacción humana, y con especial aplicación en el liderazgo empresarial. Los participantes incorporarán los principios de la escucha activa, la asertividad y la persuasión como elementos fundamentales del proceso comunicacional.
  • Atención al cliente, gestión de reclamos y medición de la satisfacción: para aprender a planificar y organizar el tiempo, y aplicar herramientas de comunicación efectiva con clientes. Así como también a manejar el concepto de excelencia en el servicio. Además, permite mejorar el nivel de relaciones interpersonales entre clientes y usuarios de una organización, e interiorizarse en las necesidades y motivaciones de los usuarios/ consumidores.
  • Oratoria, persuasión y comunicación efectiva: permite desarrollar herramientas comunicacionales integrales para generar una comunicación efectiva.

Dejá tu comentario