Inicio Marketing Packaging: significado y claves para potenciar los productos de una marca

Packaging: significado y claves para potenciar los productos de una marca

por Pablo Moreno
¿Qué es el packaging?

El packaging constituye una parte esencial para las empresas de las industrias manufacturera y tecnológica, que va más allá de ser simplemente un envase para productos. 

Se trata de una herramienta estratégica que influye en la percepción de la marca, la seguridad del producto, la satisfacción del cliente y la eficiencia logística. 

El diseño y la elección adecuada del packaging constituyen un aspecto central a tener en cuenta por parte de las compañías que desean crecer y ofrecer una experiencia positiva a sus clientes.

¿Qué es el packaging?

El término packaging es el proceso de diseñar, crear y producir el envase o embalaje de un producto físico o un software, para facilitar su distribución, uso y/o protección.

Desde la perspectiva del empaquetado de bienes físicos, el objetivo del packaging es proteger el producto durante su transporte y almacenamiento, así como atraer la atención del consumidor y comunicar información relevante.

Mientras que en el ámbito de la tecnología, el packaging de software apunta a la preparación y distribución de un programa informático en un formato específico que facilite su instalación y uso en diferentes sistemas operativos. 

En este marco, el uso del término puede referirse a la organización y estructuración de un proyecto o código fuente en paquetes o módulos, lo que permite una mejor organización y reutilización del código.

¿Cuáles son las principales tendencias del packaging?

Hay varias tendencias emergentes vinculadas a los procesos de packaging, que reflejan las demandas y preferencias cambiantes de los consumidores, hacia productos más sostenibles, personalizados, funcionales y accesibles. 

Las necesidades del mercado también se ven expresadas en la evolución que experimenta el empaquetamiento de productos. 

Entre las principales tendencias del sector se destacan:

1. Sostenibilidad y eco-amigabilidad 

Cada vez más consumidores están buscando productos con envases sostenibles y amigables con el medio ambiente. Lo cual lleva a las empresas a adoptar materiales reciclables, biodegradables y compostables en sus envases. De esta manera, reducen el uso de plásticos y promueven la reducción de residuos y el fomento del reciclaje.

2. Diseño minimalista y limpio 

El minimalismo en el diseño de packaging viene ganando popularidad en los últimos tiempos. El foco está puesto en lograr un enfoque más sencillo y limpio, utilizando colores neutros y tipografías claras, entre otros recursos,  para transmitir una sensación de elegancia y sofisticación. 

La simplicidad en el diseño también está relacionada con la reducción del uso de materiales y la sostenibilidad.

3. Personalización y experiencia del cliente

El interés por vivir experiencias personalizadas y únicas, está impulsando a las marcas a utilizar el packaging para crear una conexión emocional con el consumidor. En esta categoría también se encuentran los empaques temáticos y la posibilidad de agregar nombres o mensajes específicos.

4. Tecnología y packaging inteligente

Actualmente se están explorando aplicaciones de tecnología para el packaging para mejorar la funcionalidad y experiencia del usuario. Por ejemplo: etiquetas inteligentes, códigos QR, realidad aumentada y sensores. Además, elementos interactivos que brindan información adicional, trazabilidad de productos, promociones especiales y experiencias digitales.

5. Embalaje reutilizable y práctico

El packaging reutilizable está en aumento, ya que los consumidores buscan soluciones prácticas y versátiles. Incluye envases que se pueden reutilizar para otros fines, como almacenamiento o transporte. O con sistemas de apertura y cierre que prolonguen la vida útil del producto.

6. Diseño inclusivo y accesible

Existe una creciente demanda de packaging inclusivo y accesible, que se adapte a las necesidades de las personas. Esto incluye el uso de diseños legibles, símbolos claros, información en múltiples idiomas y etiquetas en braille, entre otros recursos.

Qué importancia tiene el packaging en la industria

El packaging tiene una gran relevancia en la industria por varias razones clave que impactan en diversos aspectos del negocio y en la experiencia del cliente. 

Algunas de los principales motivos por las cuales el packaging es crucial en la industria son los siguientes:

Protección del producto

Proporciona una barrera física que protege los productos durante su transporte, almacenamiento y manipulación. Ayuda a evitar daños, roturas o deterioro, asegurando que lleguen en condiciones óptimas a los clientes.

Imagen de marca y marketing

El packaging es una herramienta poderosa para transmitir la identidad de una marca y diferenciarla de la competencia. 

Un diseño atractivo y bien pensado puede captar la atención de los consumidores y aumentar el reconocimiento de la marca.

Información y comunicación

Ofrece un espacio para incluir información esencial sobre el producto, como instrucciones de uso, ingredientes, fechas de caducidad, advertencias y beneficios. 

Esta información es crucial para que los clientes tomen decisiones informadas y seguras al comprar y utilizar un producto.

Experiencia del cliente

El packaging puede mejorar la experiencia del cliente al abrir y utilizar un producto. Si es atractivo y funcional puede generar una sensación de satisfacción y reforzar la percepción positiva de la marca.

Facilitación del transporte y logística en grandes volúmenes 

Un diseño eficiente puede reducir costos de almacenamiento y manipulación, y disminuir el espacio necesario para su distribución.

Sostenibilidad y responsabilidad social

El packaging juega un papel importante en la responsabilidad social corporativa y la sostenibilidad. El uso de materiales eco-amigables y reciclables muestra el compromiso de la empresa con el medio ambiente y puede atraer a consumidores preocupados por la sostenibilidad.

Seguridad y cumplimiento normativo

El empaque es esencial para garantizar la seguridad de los productos y el cumplimiento de las regulaciones y normativas aplicables en diferentes industrias.

¿Cómo diseñar un buen packaging?

Diseñar un buen empaque de producto requiere considerar diversos factores, que incluyen asegurarse que cumpla con sus objetivos de protección, marketing y experiencia del cliente. 

Para diseñar un packaging efectivo hay que considerar siete pasos clave.

Comprender el producto y el público objetivo

Antes de comenzar el diseño del embalaje, es importante:

  • comprender el producto y su propósito, 
  • identificar claramente el público objetivo al que se dirige. 

Al conocer las características, beneficios y valores únicos del producto, así como los gustos, preferencias y necesidades de los consumidores, ayudará a orientar el diseño del packaging de manera más efectiva.

Definir los objetivos 

Determinar los objetivos claros y medibles del packaging ayudará a guiar el proceso de diseño. Para ello es importante responderse algunas preguntas:

  • ¿Buscas destacarte en los estantes? 
  • ¿Quieres transmitir una imagen de lujo o sostenibilidad? 
  • ¿Necesitas enfocarte en la facilidad de uso? 

Crear un diseño atractivo y coherente

El diseño del packaging debe ser visualmente atractivo y utilizar colores, formas y tipografías que se alineen con la personalidad y los valores de la marca. 

Incluir información relevante y clara

Debe proporcionar información esencial de manera clara y legible. Para ello es importante incluir elementos como el nombre del producto, las instrucciones de uso y los ingredientes que lo conforman (si correspondiera). También las fechas de caducidad e información relevante para los consumidores. 

La información debe estar organizada y jerarquizada para facilitar su lectura y comprensión.

Considerar la funcionalidad y la experiencia del cliente

El packaging debe ser funcional y fácil de usar. Además, es esencial considerar la experiencia del cliente al interactuar con el empaque, desde la apertura hasta el uso del producto. 

Un diseño intuitivo y práctico puede marcar la diferencia en la satisfacción del cliente.

Explorar materiales y técnicas de impresión

Los materiales y las técnicas de impresión pueden hacer que el packaging destaque. Por ejemplo:

  • Considerando opciones eco-amigables y sostenibles, como papel reciclado o cartón biodegradable. 
  • Explorando técnicas de impresión como estampado en relieve, serigrafía o láminas metálicas, para agregar textura y brillo al diseño.

Realizar pruebas y obtener retroalimentación

Antes de lanzar el packaging al mercado, es recomendable realizar pruebas y obtener retroalimentación de los consumidores o grupos de enfoque. 

De esta manera, se podrán identificar posibles mejoras y ajustes antes de iniciar la producción a gran escala.

¿Dónde estudiar diseño de packaging?

El Centro de e-Learning de la UTN FRBA ofrece una interesante propuesta formativa para desarrollar competencias vinculadas al diseño, creación y producción del envase o embalaje de un producto físico o un software.

El Seminario Packaging propone aprender los conocimientos y habilidades necesarios para gestionar un proceso de packaging efectivo, a través de la exploración de distintos tipos de materiales, técnicas de producción y herramientas de diseño. 

Además, aporta conocimientos sobre los estándares y normativas que rigen la industria, y las tendencias más actuales del mercado.

Dejá tu comentario