Inicio Gestión de proyectos Inteligencia emocional: ¿por qué es fundamental para alcanzar el éxito?

Inteligencia emocional: ¿por qué es fundamental para alcanzar el éxito?

por Pablo Moreno
Inteligencia emocional

Su capacidad para potenciar relaciones interpersonales, tomar decisiones informadas y gestionar en forma efectiva de situaciones desafiantes, hacen de la inteligencia emocional un factor esencial para progresar.

Las competencias de índole emocional hoy son requeridas en todos los niveles de las empresas, y forman parte de las habilidades consideradas como esenciales para el mercado laboral actual. Su incidencia en el éxito de los procesos de gestión del cambio es determinante. 

Por ello, el conocimiento de los principios de la inteligencia emocional y la optimización de las competencias asociadas no pueden faltar en la agenda formativa de ningún directivo, mando medio o personal operativo.

¿Qué es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es una habilidad psicológica que implica la capacidad de reconocer, comprender y gestionar tanto nuestras propias emociones y las de los demás. 

Popularizada por el psicólogo Daniel Goleman en la década de 1990, se convirtió en un concepto ampliamente estudiado en la psicología y el ámbito profesional.

Entre las competencias que componen la inteligencia emocional, se encuentran las siguientes:

  • Conciencia emocional: nos permite reconocer y comprender nuestras propias emociones en diferentes situaciones.
  • Automotivación: aptitud para mantenernos motivados y enfocados en nuestras metas a pesar de los desafíos y dificultades.
  • Autorregulación: capacidad para manejar y controlar nuestras emociones, evitando reacciones impulsivas o inapropiadas.
  • Habilidades sociales: facilitan la gestión de relaciones interpersonales de manera efectiva, a través de la comunicación asertiva y estableciendo empatía con los demás.
  • Empatía: para entender y ponerse en el lugar de los demás, captando sus emociones y perspectivas.

Sin duda, la inteligencia emocional es una habilidad crucial en nuestra vida social y profesional, ya que nos permite tomar decisiones más acertadas, mejorar nuestras relaciones, gestionar el estrés e incrementar la resiliencia ante los desafíos. 

Además, en el ámbito laboral, es cada vez más valorada, ya que puede mejorar el liderazgo, la comunicación efectiva y la colaboración en equipo.

¿Por qué es importante la inteligencia emocional?

En general, la inteligencia emocional es esencial para el desarrollo personal y profesional, ya que influye en nuestra toma de decisiones, nuestros vínculos con los demás y nuestro bienestar emocional y mental. 

Al cultivar y fortalecer nuestra inteligencia emocional, podemos mejorar significativamente nuestra calidad de vida y alcanzar un mayor éxito en nuestras metas y aspiraciones.

Veamos algunos de los impactos positivos que produce en las personas.

Mejora de las relaciones interpersonales

La inteligencia emocional nos permite comprender nuestras propias emociones y las de los demás, facilitando una comunicación más efectiva y empática. 

Esto conduce a relaciones más saludables y satisfactorias, tanto en el ámbito personal como profesional.

Toma de decisiones más acertadas

Al ser conscientes de nuestras emociones y poder regularlas, estamos en una mejor posición para tomar decisiones racionales y considerar las implicaciones emocionales de nuestras elecciones.

Gestión del estrés y la ansiedad

La inteligencia emocional nos proporciona herramientas para manejar y reducir el estrés y la ansiedad, lo que puede mejorar nuestra salud mental y bienestar general.

Mayor empatía y comprensión 

La habilidad de ponerse en el lugar de los demás y comprender sus emociones nos hace más empáticos y nos permite construir relaciones más sólidas.

Resiliencia frente a los desafíos

La inteligencia emocional nos ayuda a ser más resilientes ante los desafíos y adversidades, permitiéndonos recuperarnos más rápidamente y seguir adelante con una actitud positiva.

Mejorar el liderazgo

Los líderes con alta inteligencia emocional tienden a ser más efectivos en la gestión de equipos, inspirando y motivando a sus colaboradores para alcanzar sus metas.

Adaptabilidad y flexibilidad

La inteligencia emocional permite adaptarnos mejor a los cambios y a situaciones imprevistas, facilitando nuestra capacidad de aprender y crecer en entornos cambiantes.

Favorecer al manejo de conflictos

Al entender y manejar nuestras emociones, somos capaces de abordar conflictos de manera más constructiva y encontrar soluciones adecuadas.

¿Qué impacto tiene la inteligencia emocional en el ámbito laboral?

La inteligencia emocional tiene un impacto significativo en el ámbito laboral y puede influir en diversos aspectos de la vida profesional. 

Algunos de los principales impactos son:

1) Liderazgo efectivo

Los líderes con alta inteligencia emocional tienden a ser más empáticos, comprensivos y respetuosos con sus empleados. 

Esto les permite inspirar y motivar al equipo, crear un ambiente de trabajo positivo y fomentar un mayor compromiso y lealtad hacia la organización.

2) Comunicación asertiva

La inteligencia emocional facilita una comunicación clara y efectiva, evitando malentendidos y conflictos. Los empleados que desarrollan esta habilidad son capaces de expresar sus ideas y preocupaciones de manera constructiva, promoviendo un ambiente de trabajo más colaborativo.

3) Resolución de conflictos

Los individuos con inteligencia emocional son más capaces de abordar los conflictos de manera calmada y constructiva. 

Pueden reconocer y manejar sus emociones y las de los demás, lo que favorece la búsqueda de soluciones adecuadas y el mantenimiento de relaciones laborales saludables.

4) Trabajo en equipo

La inteligencia emocional promueve la empatía y la comprensión hacia los compañeros de trabajo. Fortaleciendo de esta manera la colaboración y la cohesión en los equipos. Esto lleva a una mayor productividad y eficiencia en el logro de objetivos compartidos.

5) Gestión del estrés

La inteligencia emocional ayuda a los empleados a manejar el estrés laboral de manera más efectiva. Así, pueden identificar y gestionar sus emociones frente a situaciones de presión. Lo que reduce el riesgo de agotamiento y aumenta la capacidad de mantener un rendimiento óptimo.

6) Toma de decisiones informadas

Los profesionales con inteligencia emocional están mejor equipados para tomar decisiones informadas, considerando tanto los aspectos racionales como los emocionales. 

De esta manera se evitan las decisiones impulsivas y se permite una evaluación más completa de las opciones disponibles.

7) Adaptabilidad al cambio

La inteligencia emocional favorece la adaptabilidad y flexibilidad ante cambios en el entorno laboral. 

Los empleados con esta habilidad pueden enfrentar los cambios con una actitud más positiva y proactiva, lo que facilita la transición hacia nuevas situaciones y desafíos.

¿Dónde capacitarse para adquirir competencias emocionales?

El Centro de e-Learning de la UTN FRBA dicta el curso ‘Las competencias emocionales como clave de una gestión exitosa del cambio’, que aporta conocimientos teórico-operativos para optimizar y promover el desarrollo de las competencias emocionales en una organización.

Además, la ‘Diplomatura en Liderazgo y Competencias Directivas’ permite desarrollar el potencial de líder a partir de la adquisición de las competencias necesarias para que los profesionales y ejecutivos puedan desenvolverse con éxito en el campo empresarial. Cuenta con un enfoque dirigido al trabajo en equipo y el empowerment, a través de la creatividad, la inteligencia emocional, la toma de decisiones y la delegación eficaz.

Por su parte, el curso de Coaching Ontológico hace foco en la incorporación de competencias y habilidades que permitan optimizar la capacidad de comunicación y la inteligencia emocional, generando nuevas posibilidades para la acción.

Dejá tu comentario