Inicio Educación Inclusión laboral de personas con discapacidad: su impacto positivo en las organizaciones

Inclusión laboral de personas con discapacidad: su impacto positivo en las organizaciones

por Pablo Moreno
Inclusión laboral de personas con discapacidad

La inclusión permite un acceso equitativo y respetuoso al mundo laboral, a pesar de las diferencias, y una valoración del aporte de cada persona a la sociedad. Así lo explica Valentina Issa Castrillo, consultora de Comunicación de la División de Mercados Laborales del BID.

La experta destaca que no se trata simplemente de ‘ayudar’ a quienes son víctimas de la exclusión. Apunta a pensar en grande, con una perspectiva de innovación y productividad en la que se valoren los aportes de todos los individuos y los equipos.

En su sentido amplio, la inclusión laboral refiere a la práctica de asegurar que todas las personas tengan acceso a oportunidades de trabajo, independientemente de su género, edad, orientación sexual, discapacidad, origen étnico o cualquier otra característica personal. 

Como objetivo, busca eliminar la discriminación y garantizar la igualdad de oportunidades. Lo cual implica que empresas y organizaciones trabajen para crear un ambiente de trabajo inclusivo.

Un espacio en el que todas las personas sean tratadas con respeto y dignidad, y se les brinden las mismas posibilidades de crecimiento y desarrollo. 

¿Qué implica la inclusión laboral?

Comprometerse con la inclusión laboral implica impulsar e incorporar políticas y prácticas de contratación justas, desarrollar programas de capacitación y desarrollo, y efectuar adaptaciones razonables de las estructuras edilicias. 

La inclusión laboral también propone la eliminación de barreras que puedan impedir que ciertas personas accedan al mercado laboral. Entre ellas, la discriminación, el acoso, la falta de acceso a la educación o la capacitación, o la falta de transporte o acceso a instalaciones adecuadas. 

Además, propone crear un ambiente de trabajo y una cultura organizacional que valore y celebre la diversidad, y que brinde a todas las personas la oportunidad de alcanzar su máximo potencial.

¿Por qué es importante la inclusión laboral?

Como advierte Valentina Issa Castrillo, la exclusión laboral en cualquiera de sus manifestaciones se trata de la violación del derecho humano al trabajo. Al igual que cualquier otra violación a los derechos humanos, es injustificable.

Teniendo en cuenta este aspecto central, que actúa como paraguas para comprender la problemática, la inclusión laboral es importante por múltiples razones. Entre otros motivos podemos destacar los siguientes:

  • Diversidad e igualdad: permite que se respeten y valoren las diferencias entre las personas, incluyendo su edad, género, etnia, orientación sexual y discapacidad, entre otros aspectos. Al crear un ambiente de trabajo inclusivo, se fomenta la igualdad de oportunidades y se evita la discriminación.
  • Beneficios empresariales: un equipo diverso y equitativo puede aportar una mayor creatividad y resolución de problemas, lo que puede mejorar la productividad y la innovación. Además, una imagen de marca inclusiva puede atraer a más clientes y consumidores.
  • Cumplimiento legal: en muchos países (cada vez más), la inclusión laboral es un requisito legal. Las empresas tienen la obligación de cumplir con las leyes y regulaciones que promueven la igualdad de oportunidades de trabajo.
  • Responsabilidad social: las organizaciones tienen la responsabilidad de ser conscientes del impacto social y ambiental que producen. A partir de allí, es importante que tomen medidas para mejorar la vida de las personas. 

¿Qué implica la inclusión laboral de personas con discapacidad?

Los problemas de acceso a oportunidad de trabajo por diversas cuestiones vinculadas a discapacidades físicas, mentales, intelectuales o sensoriales, es una de las dimensiones en las cuales debe abordarse la inclusión laboral.

Como expresa Issa Castrillo, entre las barreras que deben enfrentar las personas con discapacidad se encuentra una limitada oferta de empleo disponible. 

De igual modo, la desventaja en el acceso a la formación de habilidades, lo cual está estrechamente relacionado con la necesidad de promover una educación inclusiva.

Para poner en dimensión a la problemática, hasta septiembre de 2021, había una brecha del 10% en el acceso a la escuela secundaria entre las personas con discapacidad y el resto de los estudiantes. Y de 13 puntos porcentuales en cuanto a graduación de los sistemas educativos. 

“La inclusión laboral de las personas con discapacidad es fundamental y exige la coordinación de esfuerzos de varios actores, y no solo de una parte de la sociedad. Gobiernos, servicios públicos de empleo, sector privado, y sector educativo deben hacer un trabajo conjunto de promoción, diseño e implementación de políticas públicas, campañas de concientización, alianzas estratégicas y formación en las empresas”, enfatiza la consultora de Comunicación de la División de Mercados Laborales del BID. 

Inclusión laboral sordomudos

Este esfuerzo mancomunado de los diferentes protagonistas del ecosistema socio-económico de cualquier país, por fomentar la inclusión laboral de personas con discapacidad, implica:

  • eliminar barreras que bloqueen su acceso al mercado laboral,
  • adaptar el ambiente laboral para garantizar su accesibilidad,
  • proporcionar capacitación y apoyo específico, tanto a las personas con discapacidad como al resto de los trabajadores, 
  • fomentar una cultura laboral inclusiva que valore la diversidad y la igualdad de oportunidades,

Es decir, tomar las medidas necesarias para asegurar que las personas con discapacidad tengan acceso a las mismas oportunidades laborales que el resto de la población.

¿Cuáles son las ventajas de contratar a una persona con discapacidad? 

En tiempos donde las habilidades personales tienen una incidencia central en los procesos de reclutamiento y en el impacto que producen en sus equipos de trabajo, vale la pena considerar las habilidades de un trabajador con discapacidad.

Desde Incluyeme.com sostienen que las principales ventajas que posee un trabajador con discapacidad por sobre el resto de los colaboradores son:

  • Alta motivación para trabajar y afán de superación personal
  • Capacidad para afrontar nuevos retos
  • Gran interés y disposición para aprender y trabajar
  • Constancia y puntualidad en el desempeño de sus funciones 
  • Mayor productividad y responsabilidad.
  • Menor solicitud de licencias y permisos.

Muchas de estas habilidades son consideradas esenciales por el mercado laboral actual, y con gran impacto en los niveles de competitividad de las organizaciones.

Lo cual nos lleva a considerar los beneficios que genera la contratación de personas con discapacidad en relación al ecosistema de trabajo, identificados por Incluyeme.com:

  1. I) Mejora el clima laboral, cambia positivamente la actitud de los trabajadores y elimina muchos estereotipos, como resultado de la gran responsabilidad y perseverancia que estas personas desarrollan. 
  2. II) Favorece a la disminución de sesgos, a bloquear la discriminación y aceptar la diversidad.

III) Disminuye el ausentismo laboral y la conflictividad.

  1. IV) Genera un mayor compromiso y reduce la rotación.
  2. V) Suma trabajadores eficientes para desarrollar tareas específicas, para las cuales las personas con discapacidad pueden adquirir destrezas superiores o únicas respecto de otros trabajadores.
  3. VI) Las empresas inclusivas mejoran su reputación por el impacto social que producen, generando mayor interés entre los profesionales que intentan sumar a sus equipos. Asimismo, incrementan la fidelización de sus colaboradores y la empatía con sus clientes.

¿Cuáles son las medidas podrían mejorar la inclusión laboral?

Entre las medidas que pueden adoptar las organizaciones para fomentar la inclusión laboral de personas con discapacidad en espacios laborales, se encuentran las siguientes:

1) Reclutamiento: asegurar que los procesos de selección y contratación sean justos e inclusivos, contemplando que las personas con discapacidad tengan acceso a información clara y accesible sobre las oportunidades de trabajo disponibles.

2) Aspectos ergonómicos: ajustar las tareas laborales y el ambiente laboral para garantizar que sean accesibles y adecuados para las personas con discapacidad. Lo cual puede incluir, por ejemplo, la adaptación de herramientas y tecnologías para hacerlas más accesibles, o la creación de rampas o instalaciones sanitarias adecuadas.

3) Capacitación: para garantizar que las personas con discapacidad puedan realizar sus tareas laborales de manera efectiva. Esto puede incluir capacitación específica en habilidades laborales, o el suministro de adaptaciones y tecnologías de apoyo. 

Los esfuerzos formativos también deben orientarse al resto de los trabajadores, para poder construir una cultura inclusiva que aporte contexto a las medidas que se tomen en este sentido.

4) Cultura inclusiva: trabajar sobre el mindset de cada organización es fundamental para lograr una comprensión y valoración de la diversidad. Un esfuerzo que puede considerar la implementación de políticas y prácticas que fomenten la igualdad de oportunidades y prevengan la discriminación y el acoso.

5) Incorporar pautas de relacionamiento. Serena Kappes menciona 7 reglas de etiqueta para relacionarse con personas con discapacidad en el trabajo. 

Una de ellas implica centrarse en la persona y no en su discapacidad. La siguiente propone pensar en el lenguaje que se utiliza al establecer una conversación. Luego menciona la importancia de preguntar antes de prestar ayuda de un modo espontáneo. También refiere a la necesidad de respetar el espacio personal de las personas, sin importar sus circunstancias.

Otro de las recomendaciones de Kappes hace foco en dirigirse directamente a la persona y pedirle aclaraciones si fuera procedente, evitando apresurarse a sacar conclusiones. Finalmente, no permitir que el miedo a cometer un error limite las oportunidades de los demás.

¿Dónde capacitarse en inclusión laboral?

El Centro de e-Learning de la UTN.BA ofrece la posibilidad de realizar un curso online sobre ‘Empleabilidad de personas con discapacidad’, destinado a profesionales que se desempeñan en áreas de recursos humanos de empresas, organizaciones no gubernamentales y entidades públicas. También está dirigido a quienes tengan algún tipo de discapacidad y quieran instruirse.

Su objetivo es incorporar en forma integral las herramientas que estimulen y favorezcan al desarrollo de la empleabilidad de personas con discapacidad, superando las barreras existentes.

Otra propuesta formativa interesante para considerar es la ‘Diplomatura en Accesibilidad universal en perspectiva de Derechos Humanos’, que apunta a desarrollar los conocimientos necesarios para incorporar una mirada más amplia de la diversidad humana, fomentando su aplicación en la construcción de un hábitat inclusivo.

Dejá tu comentario