Inicio Empleo Claves para entender y anticiparse al futuro del trabajo

Claves para entender y anticiparse al futuro del trabajo

por Pablo Moreno
Trabajo del futuro

El ecosistema laboral está inmerso en un proceso de cambio dinámico. Por un lado, se destacan las nuevas expectativas de relacionamiento que tienen las personas en relación a sus trabajos. Por otro lado, se encuentran las necesidades de productividad y competitividad de las organizaciones. Y en forma transversal, interviene la tecnología.

Ambas perspectivas no siempre confluyen en un punto de coincidencia, generando una brecha entre las necesidades de los profesionales y las empresas, que puede derivar en crisis de atracción y retención del talento.

En este contexto de transformación comienzan a plantearse las características del futuro del trabajo, contemplando diferentes aristas. Entre ellas, el impacto de las tecnologías emergentes, el bienestar laboral y la cantidad de jornadas laborales semanales. 

Si bien aún estamos atravesando un período de experimentación en relación a cada una de las variables consideradas por la óptica de los empleadores y los candidatos, podemos afirmar que el futuro del trabajo ya llegó.

Lo cual presenta nuevos desafíos a la comunidad de Recursos Humanos, en relación cómo adaptar los ecosistemas laborales a los nuevos paradigmas y la forma en la que se gestionan los equipos de trabajo.

La agenda actual de los líderes de RRHH contempla entre otras cuestiones: 

  • la llegada de los nativos digitales,
  • las fuerzas de trabajo multigeneracionales, 
  • la transformación de los procesos en el mundo digital, 
  • la agilidad organizacional, 
  • la experiencia del empleado,
  • la inclusión y equidad laboral,
  • el equilibrio entre la vida profesional y social,
  • la sustentabilidad y sostenibilidad, 
  • el salario emocional.

Mientras que un tema central para el futuro del trabajo reside en el impacto que tendrá en el mercado laboral la aceleración que experimenta la inteligencia artificial. No solo en función identificar cuáles serán las actividades más afectadas, y las nuevas profesiones y oficios que surgirán, sino también en virtud de determinar cómo se modificará la forma de desempeñarse.

¿Cuáles son las principales tendencias laborales?

En un cambio de época como el actual, las tendencias evolucionan con mucha rapidez y dinámica. Esto no impide tomar una foto de la evolución que está mostrando el ecosistema laboral. 

El futuro del trabajo está siendo moldeado en la actualidad por varias tendencias, entre las cuales se destacan las siguientes:

1. Automatización e inteligencia artificial 

Cada vez más tareas rutinarias y repetitivas están siendo automatizadas, permitiendo que las personas puedan enfocarse en aportes de valor más creativos y estratégicos. Un proceso de transformación que exige el desarrollo de nuevas habilidades y adaptarse a roles complementarios a la tecnología.

2. Trabajo remoto y flexibilidad laboral

La pandemia aceleró la adopción del trabajo remoto, y no son pocas las personas que pretenden continuar en este esquema, evitando la pérdida de tiempo valioso en traslados y mejorando su calidad de vida. 

Las tecnologías de colaboración en línea y la conectividad avanzada permiten poder desempeñarse desde cualquier lugar, proporcionando una flexibilidad hasta poco tiempo impensada en términos de ubicación y horarios de trabajo.

3. Gig Economy

El trabajo independiente y basado en proyectos, anteriormente conocido como freelancing, está en aumento. En especial para quienes brindan servicios a empresas extranjeras. 

Las plataformas digitales facilitan la conexión entre trabajadores independientes y empleadores, creando nuevas oportunidades y modelos, que ya están delineando el futuro del trabajo. 

Al mismo tiempo, esta práctica favorece a la ampliación del mercado laboral y la posibilidad de atraer talento, más allá del lugar en el que vive o desde el cual trabaja cada profesional.

4. Actualizarse para la adaptación constante 

La rápida evolución tecnológica y las demandas cambiantes del mercado laboral requieren un enfoque en el aprendizaje continuo. No solo para poder adaptarse a las nuevas exigencias profesionales que plantea un entorno dinámico, sino también para reconvertirse (eventualmente).

5. Reskilling 

El mercado laboral hoy está demandando a los profesionales contar con habilidades críticas, entre las cuáles se destacan skills técnicas como la programación y el análisis de datos. 

También tienen una importancia cada vez más determinante para el futuro del trabajo las soft skills, como el pensamiento crítico, la resolución de problemas, la comunicación, la resiliencia y el liderazgo.

6. Colaboración humano-tecnología

La capacidad de aprender a interactuar con los robots y la inteligencia artificial, incrementará los niveles de empleabilidad de las personas. Aquellos perfiles que se complementen con la tecnología, serán los que tengan más oportunidades de prevalecer en el marco de la actual revolución industrial.

La colaboración efectiva entre humanos y máquinas será esencial para maximizar el potencial de ambas partes de cara al futuro del trabajo.

8. Espacios de trabajo multigeneracionales

La fuerza laboral está experimentando cambios demográficos significativos. Por primera vez en la historia coinciden en un espacio de trabajo cuatro generaciones: baby boomers, generación X, millennials y centennials. 

Esto plantea desafíos y oportunidades, ya que se requiere una planificación cuidadosa para asegurar la transferencia de conocimientos entre generaciones y aprovechar el potencial de la diversidad generacional en el lugar de trabajo.

9. Salario emocional 

Recompensas no monetarias que reciben los empleados en un entorno laboral. Entre ellas se destacan los reconocimientos por logros obtenidos, oportunidades de desarrollo, equilibrio entre el trabajo y la vida personal, un ambiente laboral positivo, autonomía y flexibilidad. 

Se trata de una herramienta que busca satisfacer las necesidades emocionales de los empleados, brindando motivación, compromiso y satisfacción en el trabajo, y contribuyendo a su bienestar general.

¿Cómo se están relacionando las personas con sus trabajos?

La experiencia de empleado hoy ocupa un lugar central en el mercado laboral, incrementando la necesidad de las empresas por desarrollar su marca de empleadora, para atraer y retener a los mejores talentos.  

Parte del futuro del trabajo está caracterizado por la forma de vincularse de las personas con el entorno laboral. Una relación que está experimentando cambios significativos debido a diversos factores.

Entre ellos se encuentra la búsqueda de un propósito y satisfacción en el trabajo. Ya es suficiente contar con empleos que simplemente les brinden un salario. Las personas tienen la necesidad de producir impactos significativos y que la misión y visión de las organizaciones sea coherente con sus valores, pasiones y objetivos personales. Buscan sentirse realizadas.

El equilibrio entre el trabajo y la vida personal es cada vez más importante para las personas. La demanda de una mayor flexibilidad en los horarios de trabajo, la posibilidad de trabajar desde casa y la conciliación entre las responsabilidades laborales y familiares son aspectos clave. También se valora la autonomía y la capacidad de gestionar el tiempo.

Otro factor fundamental reside en que la organización fomente el desarrollo profesional y el aprendizaje continuo. En un entorno laboral en constante evolución, los profesionales valoran la posibilidad de adquirir nuevas habilidades, avanzar en sus carreras y mantenerse actualizados. Las organizaciones que brinden oportunidades de capacitación, crecimiento y promoción interna tienen más probabilidades de atraer y retener talento.

La cultura y el ambiente de trabajo también son factores cruciales en la relación de las personas con sus empleos. Se buscan entornos laborales inclusivos, colaborativos y que fomenten el bienestar y la satisfacción. La comunicación abierta, la participación en la toma de decisiones y el reconocimiento del desempeño, son aspectos muy apreciados.

Por otra parte y anticipando el futuro del trabajo, las personas están optando por tener trayectorias profesionales más flexibles y diversificadas. El concepto de empleo tradicional de tiempo completo y de por vida está siendo reemplazado por la búsqueda de proyectos temporales y emprendimientos propios. Se están analizando opciones que permitan adaptarse a necesidades y aspiraciones cambiantes de los profesionales.

¿Cómo adaptarse a los nuevos contextos que plantea el futuro del trabajo?

Resulta crítico que los trabajadores estén predispuestos y preparados para adaptarse y adquirir las habilidades necesarias que les permitan aprovechar las oportunidades emergentes planteadas por el nuevo escenario en ciernes. 

Por parte de las empresas, es importante que impulsen procesos de capacitación para la adecuación o reconversión de sus recursos humanos en relación a los nuevos procesos productivos. Asimismo, que estén atentas a las expectativas laborales de los talentos que pretenden atraer, y ofrezcan un marco de trabajo que les resulte atractivo.

En paralelo, los gobiernos, las organizaciones y los responsables de la toma de decisiones también deben estar atentos a estas tendencias y trabajar en la creación de políticas y estrategias que fomenten un futuro del trabajo inclusivo y sostenible.

¿Dónde capacitarse para gestionar el futuro del trabajo?

El Centro de e-Learning de la UTN.BA cuenta con una amplia oferta formativa que permite adquirir las competencias exigidas por el mercado laboral.

Para quienes estén interesados en capacitarse para la gestión de personas, la Diplomatura en Capital Humano aporta los diversos componentes teóricos y prácticos, que implica el rol de Recursos Humanos en organizaciones actuales.

Dejá tu comentario