Inicio » ¿Qué es el coaching? Características y ventajas de un proceso que permite alcanzar objetivos

¿Qué es el coaching? Características y ventajas de un proceso que permite alcanzar objetivos

por Julieta Ludueña
367 vistas
coaching que es

El coaching es una de las disciplinas más mencionadas cuando se habla de gestión del talento, fortalecimiento de equipos de venta, motivación personal o grupal, y desarrollo de liderazgo. Pero, ¿qué es exactamente el coaching? ¿Cuáles son sus principios y etapas? ¿Qué beneficios aporta a las personas y los equipos? ¿Dónde puedo capacitarme para ser coach?

Hay muchos tipos de coaching aplicados a diversas actividades humanas, como el seguimiento de un programa nutricional o de ejercitación corporal, la búsqueda de resultados académicos u objetivos empresariales, el fortalecimiento de una vocación artística, la consolidación de habilidades en un equipo de ventas, o trabajar sobre las capacidades comunicacionales de los políticos. 

También un proceso de coaching puede estar vinculado al logro de:

  • metas personales vinculadas a cambiar un hábito, mejorar la autoestima o aprender a transitar determinadas emociones.
  • objetivos profesionales, como ganar confianza en el desempeño laboral, tomar la decisión de cambiar de empleo e incluso reconvertirse, o impulsar un emprendimiento.

Lo importante antes de hablar de coaching es tener claro de qué se trata, para luego poder entender cómo aplicarlo y obtener los resultados que esperamos.

¿Qué es exactamente el coaching?

Como explica José Facchin, el coaching es un proceso de transformación basado en el autoconocimiento, el descubrimiento y el aprendizaje, que ayuda a las personas a cumplir sus objetivos personales y profesionales, potenciando habilidades y su rendimiento.

Este proceso de transformación está caracterizado por la capacidad de hacer preguntas, para ayudar a otra persona o un grupo de personas en el logro de determinados objetivos, a través del aprendizaje en la exploración y el descubrimiento.

Por su parte, Daniel Colombo precisa que el coaching suele implicar el trabajo de habilidades específicas, como:

  • fijación de objetivos, 
  • gestión del tiempo, 
  • mejora de las relaciones con los demás, 
  • comunicación, 
  • desarrollo de confianza. 

Agregando que un objetivo general de la disciplina es acompañar a una persona a tener más éxito en su vida, o a un grupo o equipo a lograr mejores resultados, mediante el cambio y la transformación, que se da a partir de tomas de consciencia y procesos específicos de acción.

En tanto, Marta Guerri, advierte que el coaching es mucho más que una herramienta para la gestión, caracterizándolo como un modo de ser y de hacer. 

Según se esté buscando un impacto individual o grupal, debemos ramificar la definición de coaching: 

a) Coaching personal: la coach ontológica, Daniela Lencina, sostiene que se trata de una conversación constructiva entre dos personas: el coach profesional y el coacheé, quien es el destinatario de las sesiones.

Ambos establecen un proceso de construcción mediante el cual el coach, gracias a un conjunto de recursos ontológicos, acompaña, motiva y asiste al coacheé a alcanzar resultados de índole personal o profesional.

b) Coaching grupal: desde el Portal del Coaching expresan que se trata de una herramienta muy eficiente para que un grupo de personas alcancen su objetivo desarrollan de una forma vivencial las competencias para incrementar la productividad en su actividad profesional. 

De igual modo, apuntan que en el coaching grupal interviene un grupo de personas, independientemente del nivel jerárquico y perfil profesional, permitiendo:

  • la resolución definitiva de situaciones conflictivas 
  • potenciar al máximo el capital humano 

En iProfesional destacan que un grupo de coaching implica una tarea colaborativa y generativa, en la que el facilitador asume la responsabilidad de guiar al grupo y sus miembros, quienes no sólo aprenden de sí mismos y sus propias experiencias, sino que actúan también como coaches de los demás.

El coaching suele implicar el trabajo de habilidades específicas, como la fijación de objetivos, la gestión del tiempo, la mejora de las relaciones con los demás, la comunicación, y el desarrollo de confianza.

¿Cuáles son los principios del coaching?

Adicionalmente es importante tener en cuenta cuáles son los principios del coaching. José Facchin menciona los siguientes:

  • La verdad única no existe (una misma realidad puede ser interpretada desde puntos de vista distintos e igualmente de válidos).
  • El comportamiento de las personas está condicionado a sus posibilidades (se pueden cambiar algunas creencias que limitan e impiden el crecimiento).
  • Todas las personas tienen algún talento (y la clave pasa por potenciarlo).
  • Las personas sí pueden cambiar (en relación a cómo interpretan).
  • El Ser y el Hacer (somos más de lo que hacemos y podemos elegir quiénes queremos ser).

¿Qué significa ser un coach?

Gestion.org define a un coach como un profesional que practica el coaching y cuyo objetivo es motivar y sacar lo mejor de una persona o un equipo, tanto en lo personal como en lo profesional, logrando como resultado un nivel de desempeño que por sí mismo ese individuo o grupo eran incapaces de alcanzar.

Además, desde la web de noticias empresariales aseguran que el primer coach reconocido en la historia fue Sócrates, filósofo de la Grecia Antigua y maestro de Platón, al ser el primero en utilizar las preguntas como herramienta para que sus alumnos sacaran conclusiones y alcanzaran al conocimiento. Una práctica que hoy continúan desarrollando los coaches.

Hoy el rol del coach está evolucionado fuertemente dentro de las empresas, adquiriendo mayor relevancia y peso en sus estructuras.

La incorporación de la metodología agile en las organizaciones trajo aparejada el surgimiento de nuevas posiciones laborales y la redefinición de puestos y funciones preexistentes que debieron reconfigurarse. 

Entre los nuevos roles, se destaca el Agile Coach, una posición con autoridad y seniority organizacional, que trasciende a los marcos de trabajo y las herramientas, y que cuenta con los atributos para proveer dirección y foco la dinámica de los equipos.

¿Cómo definir un objetivo viable para un proceso de coaching?

El experto en inteligencia emocional David Gómez, plantea algunas características que debería reunir un objetivo para tener posibilidades de éxito en el marco de un proceso de coaching:

  • Específico: no debe ser abstracto, sino lo más detallado posible. 
  • Medible: para evaluar el progreso en el cumplimiento del objetivo y determinar en qué medida se ha alcanzado. 
  • Alcanzable: que exista una cierta factibilidad para lograrlo.
  • Realista: de acuerdo a las propias posibilidades de cada persona o equipo.
  • Tiempo de realización: lo cual permite ir midiendo lo cerca que se está de cumplir con la meta propuesta y los pasos que restan para lograrlos.
  • Ecológico para el entorno de cada persona: evaluando cómo puede beneficiar o afectar al entorno familiar, social y laboral.
  • Relevante (R) o depende solo de mí: implica tomar conciencia de los aspectos que se pueden controlar y los que no. Algunos objetivos propuestos dependerán de cada persona, mientras que otras metas estarán ligadas a la interacción con otras personas y sus decisiones.
  • Los objetivos se definen de forma positiva: si el objetivo propuesto empieza con la palabra NO, es probable que la persona o el grupo se acerquen más a lo que NO quieren.

¿Cómo es un proceso de coaching?

Daniela Lencina, identifica cinco pasos esenciales que conforman un proceso de coaching profesional, vinculados con la técnica denominada SMART:

1. Identificar los retos, metas y objetivos deseados (laborales, afectivos, etc).

2. Poner nombre a todo aquello que interfiere, impide y obstaculiza el proceso. 

3. Realizar preguntas poderosas, para que el coacheé encuentre sus propias respuestas.

4. Cambiar de observador, para que cada persona tome conciencia del tipo de observador que es ante los sucesos de su vida, y aprender a desarrollar un cambio de percepción.

5. Asumir la responsabilidad de la transformación. 

El coaching no ofrece soluciones, no dice qué tiene o no tiene que hacer, asegura Lencina, sino que genera el espacio para que cada persona reflexione y perciba su situación y rol.

¿Qué son las técnicas de coaching y cómo elegir la más apropiada?

Las técnicas de coaching se basan, habitualmente, en la identificación de aquellas cuestiones que no funcionan de forma adecuada. A partir de allí se establece un diálogo que permite valorar cuál es el modelo más adecuado para alcanzar el éxito en cada proceso. 

Así lo explica Joan Bertran de Bes, señalando que en cada sesión el coach necesitará una herramienta o un conjunto de técnicas específicas y adecuadas a la interacción que realice con la persona o los equipos con los que está trabajando, para poder evolucionar hacia el objetivo propuesto. 

El coaching no ofrece soluciones, no dice qué tiene o no tiene que hacer, sino que genera el espacio para que cada persona reflexione y perciba su situación y rol.

Las 12 técnicas más utilizadas en procesos de coaching son las siguientes:

  • Preguntas reflexivas
  • SMART
  • Escucha activa, retroalimentación y reconocimiento
  • Empatía y conexión emocional
  • Apertura total
  • Motivación
  • Determinar responsabilidades y compromisos
  • Monitorear resultados
  • Resolver situaciones considerando diversas alternativas 
  • Método GROW
  • Método ACHIEVE 
  • Método OUTCOMES 

La elección de la técnica de coaching más apropiada para cada proyecto dependerá de múltiples factores y criterios, de acuerdo al objetivo que se pretenda alcanzar. 

¿Qué beneficios aporta el coaching?

En general, el coaching aporta múltiples beneficios, tanto si se aplica a nivel personal como laboral.

iProfesional identifica las siguientes ventajas a nivel personal

  • Mejorar las relaciones con otras personas
  • Ganar vitalidad y salir de la sensación de estar estancado.
  • Encontrar balance entre la vida personal y el trabajo.
  • Estar más centrado, relajado y motivado
  • Reconectarse con sus motivaciones y deseos más profundos
  • Salir de la mentalidad de escases
  • Establecer objetivos y realizar planes de acción para su alcance
  • Identificar limitaciones y superarlas
  • Manejar el stress y emociones negativas
  • Encontrar estados internos y emociones positivas y mantenerlas durante el día
  • Establecer límites sanos
  • Cambiar hábitos negativos por hábitos que benefician
  • Encontrar nuestra misión y visión

A nivel laboral, la Fundación Confemetal, destaca seis beneficios puntuales: 

  • Mejora y estimula el trabajo en equipo, favoreciendo la empatía entre compañeros y una mejor comprensión de la función de cada uno.
  • Potencia las fortalezas de cada persona, logrando mejoras en el rendimiento y en el desarrollo de habilidades.
  • Favorece el desarrollo de la creatividad.
  • Mejora la adaptación a los cambios, favoreciendo una mayor flexibilidad.
  • Aumenta la productividad: colaboradores más contentos rinden y se involucran más.
  • Disminuye el estrés laboral y los conflictos, gracias a la mejora en la comunicación.

¿Dónde capacitarse para adquirir competencias en coaching?

El Centro de e-Learning de la UTN.BA ofrece una interesante propuesta académica para quienes estén interesados en adquirir competencias para desarrollar procesos de coaching efectivos:

  • Fundamentos del Liderazgo y el coaching: permite dominar las herramientas que facilitan el trabajo en equipo a través del coaching y el liderazgo de grupos.
  • Diplomatura de Coaching lúdico y gamificación con Mindfulness e inteligencia emocional: ofrece la posibilidad de incorporar herramientas lúdicas para el desarrollo y acompañamiento del talento humano, tomando como ejes la integración del SER desde el cuerpo, las emociones y el lenguaje en acción.
  • Coaching Ontológico: para mejorar competencias y habilidades de comunicación efectiva y desarrolla la inteligencia emocional
  • Coaching para Freelancers: diseñado para brindar herramientas concretas a todas aquellas personas que quieran dedicarse de lleno a su profesión de manera autónoma pero sientan que para avanzar les falta: confianza, consciencia, objetivos claros, un propósito o un método o plan de acción, motivación o conocimientos.
  • Agile Grand Coach: ofrece a los participantes formarse como profesionales, teniendo más herramientas y una visión más amplia que las que pueda tener un Scrum Master, para lograr la capacidad de impulsar la transformación agile del equipo, sector u organización.

Dejá tu comentario