Inicio ArtículosAdministración y empresas Qué es y cómo establecer una cultura empresarial

Qué es y cómo establecer una cultura empresarial

por Alejandro Watters
338 vistas
Cómo establecer una cultura empresarial

Desarrollar una cultura empresarial que las distinga se ha convertido en el principal reto de las organizaciones. Esta permita potenciar su marca, consolidar equipos, y desarrollar y fidelizar clientes, generando identidad. Se trata de un proceso que exige agilidad y flexibilidad.

Compartimos recomendaciones, buenas prácticas y beneficios sobre la cultura empresarial.

La cultura empresarial es el conjunto de normas, valores y formas de pensar que caracterizan a una empresa a través de:

  • el comportamiento y posicionamiento del personal en todos sus niveles,
  • el estilo de dirección, 
  • la forma de asignar los recursos, 
  • el modo de organizarse,
  • la imagen corporativa

En general, se sostiene que el éxito de cualquier organización depende en buena parte de su cultura. De allí la importancia de desarrollarla y mantenerla.

La cultura organizacional debe ser lo suficientemente flexible para adaptarse al contexto del país en el que se encuentra. En el caso de que se trate de una marca trasnacional o internacional, sugiere generar manifiestos de carácter universal.

Además, estos son los 7 elementos esenciales que conforman la cultura empresarial:

  • Filosofía: eje de la labor de la empresa y guiará al resto de los aspectos. 
  • Misión: razón de ser de la compañía (muestra su compromiso con el mercado).
  • Visión: describe el objetivo de la organización, el impulso para superarse a sí misma. 
  • Valores: son el fundamento de las acciones y tareas de cada miembro de la empresa.
  • Ambiente empresarial: entorno que surge de las relaciones entre sus miembros y la actitud que demuestran frente a diversas situaciones laborales.
  • Sentido de identidad: forma en que los empleados se perciben como representantes de una compañía, y como ella los representa.
  • Normas, reglas o lineamientos: pueden sugerir como desarrollar las tareas o dictar preceptos que contengan una sanción para quienes no los cumplan.

Gestación de la cultura empresarial

La cultura empresarial es algo que se va creando en una organización, junto al equipo de trabajo. La clave pasa por entender si impulsa el desarrollo de la empresa o lo obstaculiza. 

Algunas cuestiones centrales a tener en cuenta en el proceso de conformación de una cultura empresarial:

  • No es algo que se pueda definir al azar. 
  • Se requiere para cumplir los objetivos de una empresa e inspirar la innovación.
  • Necesita un liderazgo consciente y una cultura efectiva orientada a objetivos estratégicos.

En cuanto a las relaciones que definen la cultura organizacional se destacan las siguientes:

  • Relaciones verticales: entre la parte baja del organigrama y las más altas
  • Relaciones horizontales: entre personal del mismo nivel
  • Percepciones ajenas: con los clientes y los proveedores

Estas relaciones, definen cuál es el clima de la compañía.

Como señalan desde el Banco Santander, la cultura empresarial construye identidad, facilitando el consenso, fomentando sentido de pertenencia, generando orgullo corporativo y logrando que los equipos se involucren en el proyecto e identifiquen con sus metas. 

Beneficios que aporta el desarrollo de la cultura empresarial

L cultura organizacional favorece a:

  • Comprender el propósito de la organización y en qué momento se encuentra.
  • Alcanzar una visión global que permita entender el negocio para el futuro mediato.
  • Contar con un equipo directivo involucrado con estos propósitos.
  • Lograr cambios ágiles sintonizados con el bienestar de las personas.

La cultura empresarial apalanca la estrategia de una empresa, al brindar claridad de propósito, y se enfoca en el liderazgo y las nuevas habilidades, blandas y ágiles.

Por su parte, estudios señalan que para el 65% de los empleados la cultura de su empresa es un factor clave a la hora de decidir permanecer en su puesto de trabajo, enumerando los siguientes beneficios:

  • Aumenta el compromiso de los empleados
  • Mejora la productividad
  • Ayuda a crear Employer Branding
  • Mejora los procesos de reclutamiento

Desde Bizneo agregan que una cultura organizacional sólida permite captar nuevos talentos.

¿Cómo desarrollar una cultura empresarial sólida?

Aquí algunos tips para desarrollar una cultura empresarial sólida:

  • Procurar que el lenguaje de comunicación sea coherente y claro en todas las plataformas.
  • Recopilar todo lo que ya se da por hecho para que cualquier departamento y miembro pueda conocerlo.
  • Generar dinámicas y eventos corporativos que promuevan la interacción entre los empleados.
  • Establecer metas para motivar a los miembros de la organización, impulsándolos a superarse y crecer con la organización.

Mientras que la Federación Colombiana de Gestión Humana (ACRIP) enumera 9 pasos para crear una cultura organizacional:

  1. Crear el equipo de proyecto (asignar responsables para liderar el proceso)
  2. Definir objetivos (asociados al programa que se está desarrollando)
  3. Analizar la cultura actual de la empresa
  4. Definir la cultura deseada
  5. Identificar el gap entre la cultura actual y la cultura aspirada
  6. Diseñar el plan de acción para reducir el gap
  7. Implantar el plan de cultura organizacional y gestión del cambio
  8. Compartir los buenos avances de la cultura corporativa y que el personal entienda como su trabajo ayuda a lograr la visión de la empresa.
  9. Efectuar un seguimiento constante de los proyectos para comprobar su éxito y evitar que la cultura corporativa caiga en el olvido. 

Y recomiendan involucrar a todas las personas de la organización en este proceso. 

Cómo desarrollar una cultura empresarial sólida

Desde el blog SuperRRHHeroes de Sesame se plantean el desafío de crear una cultura empresarial positiva: 

  • Motivando a los trabajadores, con oportunidades de formación profesional, entre otras.
  • Creando un buen clima laboral, a través del fomento de un clima de cooperación y solidaridad.
  • Generando equilibrio entre la vida laboral y familiar (aquí tiene importancia la flexibilidad laboral y beneficios como la creación de guarderías en el trabajo).
  • Definiendo la dirección de la empresa
  • Creando programas de comunicación interna (involucrar a los empleados y que entiendan las decisiones que se toman es imprescindible para crear sentimiento de pertinencia).

En tanto, los expertos de la consultora Robert Walters indican que para desarrollar una cultura organizacional flexible de manera exitosa, se deben cumplir con los siguientes pasos:

1. La transformación del sistema de evaluación (frente al crecimiento del trabajo remoto, se  requiere un profundo cambio de mentalidad en los responsables de equipo, que deberán basar sus sistemas de evaluación en resultados, en lugar de en comportamientos visibles). 

2. La generación de alternativas innovadoras de comunicación

3. La transición hacia una cultura flexible

4. El manejo de los peligros del burn-out: con el home office la línea de separación entre trabajo y vida privada puede volverse confusa, por lo que se aconseja a los líderes que realicen diferentes evaluaciones para asegurarse que los empleados que teletrabajan no lo estén haciendo en exceso.

¿Cuál será la cultura organizacional del futuro?

David Lamka Stockar, co-fundador Beyond Be Extraordinary, anticipa que la cultura organizacional del futuro se caracteriza por los siguientes factores:

  • una gran evolución tecnológica, 
  • el poder de los datos, 
  • la captación de talentos, 
  • el aprendizaje constante 

Adicionalmente, la capacidad por desarrollar una marca con propósito económico, que sea sostenible y apunte al bienestar de las personas, sintonizada con el propósito personal de sus integrantes. 

Es necesario realizar cursos relacionados al capital humano ya que esto forma parte del día a día de cualquier organización y ayudaría a los empleados a identificar los problemas que enfrentan en su ambiente día a día.

Dejá tu comentario