Inicio ArtículosAdministración y empresas ¿Cómo desarrollar un plan de carrera profesional efectivo para empresas?

¿Cómo desarrollar un plan de carrera profesional efectivo para empresas?

por Alejandro Watters
264 vistas
Cómo hacer un plan de carrera profesional

El plan de carrera profesional es una de las claves para retener y atraer talento dentro de las empresas. Cuando se brindan oportunidades de capacitación y se favorece el crecimiento dentro de una compañía, apoyando la adaptación y reconversión de sus empleados en relación a los cambios que experimenta el sector productivo, se suelen incrementar los índices de fidelización laboral.

El objetivo de tener equipos de trabajo altamente motivados y comprometidos reside en varios factores. Entre ellos la capacidad de apoyarlos en el desarrollo de su plan de carrera.

En tiempos donde es crucial la necesidad de mejorar la productividad, la competitividad y la capacidad de adaptarse al cambio, muchas empresas apuestan por fortalecer las competencias de sus empleados, habilitándolos para desempeñar diversas tareas y crecer profesionalmente. 

Contar con un plan de carrera sólido y atractivo es una de las principales razones por las cuales una persona decide continuar participando de un proceso de selección o permanecer en una compañía.

La aceleración de los tiempos de transformación y las limitaciones derivadas de las medidas de aislamiento social –principalmente en aquellos países con cuarentenas más largas o frecuentes- llevó a poner foco en el talento propio para cubrir posiciones vacantes generadas por personas de riesgo o aisladas preventivamente.

Pero también es importante lograr que una empresa sea un faro de atracción para nuevos talentos, que vean oportunidades de crecimiento reales en la organización.

¿Qué es un plan de carrera?

Un plan de carrera profesional es un proceso en el marco del cual se establecen metas, objetivos y aspiraciones profesionales, y a partir de allí, se analizan cuáles son las decisiones que se deben tomar y los recursos que a implementar para poder cumplirlos.  Una alternativa ágil para implementar un plan de carrera adecuado a cada empresa pueden ser los cursos online.

Su importancia creció en los últimos años al punto que en las entrevistas laborales los candidatos suelen consultar específicamente en relación a las políticas que tienen las compañías contratantes al respecto, siendo una de las principales razones por las cuales una persona decide continuar participando de un proceso de selección o permanecer en una compañía.

Un plan de carrera profesional es un proceso en el marco del cual se establecen metas, objetivos y aspiraciones profesionales

Una empresa que busca atraer a los mejores talentos y construir equipos que perduren en el tiempo, debe acordar con sus colaboradores un plan de carrera estimulante, que:

  • sintonice con los objetivos e intereses personales de cada uno, 
  • canalice adecuadamente  sus competencias y habilidades,
  • potencie sus fortalezas,
  • satisfaga sus aspiraciones,
  • consolide su trayectoria, 
  • resuelva sus necesidades formativas,
  • favorezca a la adaptación y la reconversión, para mantener los niveles de empleabilidad.

Sin dejar de tener en cuenta que los planes de carrera deben estar alineados a los objetivos de negocio de una organización y las particularidades del sector en el cual está operando. Y que sus dos protagonistas clave son la empresa y el trabajador o profesional, cuyos intereses son complementarios: conformar equipos preparados y crecer profesionalmente, respectivamente. En la capacidad de sincronizarlos reside buena parte del éxito del proceso.

Los planes de carrera deben estar alineados a los objetivos de negocio de una organización y las particularidades del sector en el cual está operando.

¿Qué implica desarrollar un plan de carrera?

Desarrollar un plan de carrera implica comprometerse con el desarrollo de cada colaborador, en función de los objetivos de una empresa, para que ambos crezcan y evolucionen en forma conjunta, alcanzando los mejores resultados.

Un plan de carrera comprende:

  • Programas formativos orientados a resolver las debilidades, potenciar las fortalezas de cada trabajador y mantenerlos actualizados.
  • Oportunidades de ascenso dentro de la organización. 
  • Planificar la sucesión de los colaboradores que dejan la compañía o se jubilan.
  • Apoyar los procesos de transformación digital y adaptación al cambio.
  • Desarrollar el liderazgo, la flexibilidad, la resiliencia y la agilidad.
  • Incorporar nuevas habilidades y competencias para responder a las necesidades de un mercado altamente dinámico e incierto.

Un plan de carrera es un factor de contención, previsibilidad y expectativa para los trabajadores y profesionales de una empresa. Además, constituye una hoja de ruta por la cual transita la gestión de recursos humanos de cada organización en pos de lograr resultados, comprometiendo y motivando a su fuerza laboral.

¿Qué beneficios aporta un plan de carrera?

Un plan de carrera aporta importantes beneficios, tanto a trabajadores y profesionales, como a las empresas. Veamos algunos de ellos:

  • Genera equipos mejor capacitados y competentes, que impactan positivamente en la productividad y competitividad de sus organizaciones.
  • Sintoniza las estrategias de una empresa con los objetivos de sus colaboradores, generando compromiso y fidelización.
  • Promueve ambientes laborales más saludables desde el punto de vista del clima profesional, disminuye el stress y estimula la satisfacción de las personas.
  • Permite una adaptación más fácil de los nuevos empleados.
  • Interpela a los equipos con desafíos y responsabilidades que les permitirán crecer e incrementar el valor agregado que aportan al grupo.
  • Incita a desarrollar actitudes positivas y desalienta los comportamientos negativos asociados a bloquear el ascenso o crecimiento de las personas.
  • Brinda mayor estabilidad laboral al tener un futuro a largo plazo y ofrece posibilidades reales de ascenso, promoviendo el incremento salarial.
  • Impulsa el autoconocimiento y el espíritu crítico.
  • Favorece el desarrollo de liderazgos positivos (los invitamos a leer el artículo ‘Competencias indispensables para desarrollar liderazgos efectivos’).
  • Disminuye los niveles de rotación al registrarse menor cantidad de empleados interesados en cambiar de trabajo.
  • Permite retener talento y evitar la fuga de profesionales altamente cualificados, dando respuesta a las necesidades de los profesionales dentro de la misma organización.
  • Aporta mayor conocimiento sobre las condiciones de los profesionales que pueden ascender.
  • Estimula la sana competencia, garantizando la disponibilidad constante de empleados promocionables.
  • Genera equipos de trabajo más sólidos y versátiles.
  • Fomenta la lealtad y el compañerismo.
  • Contribuye a desarrollar una marca empleadora con mejor imagen en el mercado laboral, lo cual favorecerá los procesos de atracción del talento.
  • Eleva los niveles de competitividad y productividad personales, grupales y corporativos.
  • Contribuye a la igualdad de oportunidades.
  • Obtiene mejores rendimientos.
  • Reduce los costos vinculados a procesos de reclutamiento.

¿Cómo diseñar un plan de carrera?

El diseño de un plan de carrera involucra varias etapas y aspectos a considerar: 

  1. Identificar las necesidades futuras de la empresa, permitirá poder definir cuáles son las competencias y habilidades que deben estimularse y desarrollarse en el presente, estableciéndose objetivos en el corto, mediano y largo plazo.
  2. Más allá de los conocimientos y skills genéricos con los que debe contar un equipo de trabajo, es importante determinar con exactitud las capacidades necesarias para cada posición. La descripción detallada de cada puesto de trabajo permitirá contrataciones más efectivas.
  3. Tener adecuadamente mapeada la plantilla de empleados para saber cuáles son los índices promedio de rotación, presentismo, abandono, despidos y jubilaciones, permitirá planificar a la fuerza laboral de cara a las exigencias que tiene por delante la operación. La gestión de sucesión y reemplazo es una cuestión delicada que exige máxima atención.
  4. Tener pleno conocimiento del perfil de cada colaborador (antecedentes académicos y laborales, habilidades, etc).
  5. Ofrecer a los empleados información transparente y previsible en relación a cómo podrían evolucionar profesionalmente dentro de la organización, cuáles son las metas que podrían alcanzar y de qué manera podrían hacerlo.
  6. Contar con opciones formativas personalizadas que permitan que cada colaborador pueda cubrir determinados índices de desempeño, adquiriendo las competencias necesarias para aplicar a sus responsabilidades laborales. Se valora especialmente la capacitación orientada a resolver necesidades puntuales en el puesto de trabajo y en el momento exacto de necesidad.
  7. Poder establecer un cronograma evolutivo con plazos claros, es de mucha ayuda y aporta claridad y organización a los empleados.
  8. Comunicar en forma efectiva el plan de carrera y cuáles son las políticas de promoción interna estimula al desarrollo profesional orientado a objetivos.
  9. Realizar evaluaciones de desempeño para poder determinar las fortalezas y debilidades de cada persona, a fin de poder potenciar aquello que hacen bien y resolver las problemáticas que los limitan.
  10. Visualizar los ejemplos de desempeño a seguir, valorando públicamente los logros individuales y grupales.
  11. Desarrollar espacios de networtking.

¿Dónde capacitarse para fortalecer un plan de carrera profesional?

El Centro de e-Learning de la UTN.BA ofrece una amplia gama de propuestas formativas para poder fortalecer el plan de carrera de trabajadores y profesionales.

Los invitamos a conocerla:  https://sceu.frba.utn.edu.ar/e-learning 

Dejá tu comentario