Inicio Destacados Descarbonización logística: desafíos, actualidad, buenas prácticas y casos de éxito

Descarbonización logística: desafíos, actualidad, buenas prácticas y casos de éxito

por Redacción
58 vistas
descarbonización-en-la-logística

Las empresas están incrementando su conciencia, compromiso y responsabilidad en relación a la descarbonización de sus operaciones, frente a una creciente demanda social que exige la medición del impacto ambiental en los negocios y el desarrollo de prácticas sostenibles. Analizamos los retos que tiene por delante el sector logístico para reducir las emisiones de dióxido de carbono, en tiempos en los que la salud ambiental ocupa el centro de la escena.

Las operaciones logísticas producen hasta un 75% de la huella de carbono de las empresas, con un impacto crítico en el medio ambiente. Lo cual exige una urgente adaptación al cambio climático de las cadenas productivas, impulsando sistemas de abastecimiento, distribución y logística sustentables, destacan desde Énfasis Logística.

Para ello es importante desarrollar estrategias de logística verde, cuyo objetivo es aprovechar todos los recursos y disminuir residuos, con vistas a la protección ambiental.

Así lo señalan desde Tradelog, explicando que el principio de la logística verde consiste en responsabilizar a las industrias por cada parte del proceso de fabricación y distribución de sus productos. Un proceso que incluye materia prima, empaques, el combustible utilizado para las entregas y los recursos necesarios para producir, cómo el agua y la energía eléctrica. 

Las operaciones logísticas producen hasta un 75% de la huella de carbono de las empresas, con un impacto crítico en el medio ambiente.

Continuando con el análisis, la empresa de operaciones logísticas y transporte de cargas afirma que de esta manera se reduce la contaminación y mejoran las condiciones de vida gestionando: espacios más higiénicos, paisajes conservados, ahorro en costos de empaque y beneficios estatales destinados a las empresas verdes.

Lo interesante es que la implementación de una logística verde: 

  • aporta beneficios ecológicos: medir la huella de carbono, reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera y fomentar el proceso de las 3 erres: reducir, reutilizar y reciclar.
  • obtiene ahorros e incluso ganancias de la reutilización de materiales y mercancías, como consecuencia de la una mejor administración de los recursos disponibles.

Actualidad de la descarbonización del sector logístico 

Más de 47.000 embarcaciones y cerca de 3 millones de camiones en todo el mundo trasladan y entregar productos y paquetes a clientes finales en forma constante, informan desde Beetrack. Esto sin considerar las operaciones aéreas, por lo que se estima que la industria de transporte es responsable de un cuarto del total de CO2 que se produce en el planeta.

Para sumar datos, el MIT Center for Transportation & Logistics informó que una compra promedio de e-commerce produce 1.4 kilogramos de emisiones de CO2 a la atmósfera en Estados Unidos. Recordemos que la pandemia incrementó exponencialmente el comercio electrónico para tomar dimensión del impacto ambiental de este hábito de consumo.

¿El sector logístico podría asumir un rol pasivo ante esta realidad? Un estudio de Accenture brinda la respuesta a este interrogante: si no se realiza ninguna acción, las emisiones de carbono por las entregas urbanas aumentarán 32% en el mundo para 2030.

Esto ha llevado a que se esté incrementando progresivamente la cantidad de compañías logísticas que impulsan procesos de descarbonización o reducción de emisiones de carbono a la atmósfera. El objetivo es lograr una economía global que consiga la neutralidad climática.

Desde Iberdrola entienden que esto es posible de lograr con miras al año 2050, a partir de un cambio estructural que elimine el carbono de la producción de energía. 

El desafío que tiene por delante el sector industrial y particularmente la actividad logística es complejo y exige un fuerte compromiso público y privado en diversos niveles, incluyendo:

  • el compromiso de los Estados por establecer políticas sostenibles e impulsar normativas legales alineadas con la realidad actual, 
  • la responsabilidad de las empresas por desarrollar procesos con el menor impacto ambiental posible
  • desde los compradores, elegir retailers que ofrezcan un delivery sustentable (43% de los consumidores ya lo hacen, según Accenture)

Es importante desarrollar estrategias de logística verde, cuyo objetivo es aprovechar todos los recursos y disminuir residuos, con vistas a la protección ambiental.

Sin embargo, el estudio del Observatorio de Logística Sustentable (OLS) ofrece algunos indicadores preocupantes. Entre las compañías que miden su huella de carbono, el nivel de adopción de esta práctica no es significativo. La muestra abarca seis países de América Latina:

  1. Perú (24%)
  2. Chile (21%)
  3. Argentina (20%)
  4. Colombia (16%)
  5. Bolivia (10%)
  6. Uruguay (5%)

Por delante queda un amplio campo de acción, donde hay mucho por hacer y resolver, con el horizonte puesto en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que plantea 17 Objetivos.

Cómo avanzar en el proceso de descarbonización logística

Las estrategias de transporte están transformándose frente a la necesidad de reducir la cantidad de combustible utilizado y lograr una mayor eficiencia en la gestión de las flotas de vehículos. 

Para Felipe Porter, VP de ventas de Beetrack, las empresas deben tener la capacidad de monitorear y analizar el consumo de combustible y emisiones de carbonos emitidas por cada vehículo, que pueden ser costos no visibles, pero de no tenerse en cuenta generan un impacto importante en la última línea de la empresa.

Algunas acciones que las compañías logísticas pueden realizar para reducir sus emisiones de C02 y disminuir costos a largo plazo:

  • Planear/Optimizar Rutas: el comportamiento y la eficiencia de los conductores tiene impacto directo con el gasto de combustible, que puede disminuir un 20% si los transportistas aplican buenas prácticas de conducción y controlan el estado de sus vehículos. Aplicando tecnología para la gestión de flotas, desde Beetrack aseguran que el ahorro puede llegar al 30%.
  • Implementar Vehículos Ecológicos: la modernización de flotas con vehículos híbridos reducirá considerablemente el impacto ambiental, mientras que las empresas de transporte podrían bajar sus costos en casi 14%, ahorrando 53 millones de toneladas de CO2 en emisiones (el Banco Interamericano de Desarrollo reporta que el 34% de los gases de efecto invernadero proviene de vehículos de combustión interna).
  • Evitar las devoluciones: si se le da visibilidad al cliente durante todo el proceso de despacho de los productos que adquirió, se pueden disminuir las restituciones, lo cual reducirá los gastos adicionales de transporte y la contaminación. 

Por su parte, Alejo Puentes García, Jefe de Desarrollo de HOP, enfatiza sobre la importancia de la reducción de uso de vehículos y cantidad de viajes realizados en una jornada. 

Mientras que Gabriel Garcia, Director de Operaciones de Celsur Logística, apunta a la reutilización o búsqueda de un segundo o tercer uso alternativo de packaging y embalajes primarios y segundarios.

En tanto, Sandra Aragonez, Supply Chain and Operations Lead de Alvarez & Marsal, y Cynthia Aceves, desarrolladora de Negocios de la Aceleradora de Negocios CREEA MEXICO 360, enunciaron en The Logistics World seis claves para tener una logística sustentable:

  • Optimizar rutas, evitando que los camiones viajen vacíos de vuelta al centro de distribución.
  • Elegir proveedores locales (logística de proximidad).
  • Diseñar almacenes verdes, que optimicen el uso de luz y agua, y no utilicen papel.
  • Establecer una política ambiental de abastecimiento a los proveedores.
  • Migrar a un transporte ecoamigable.
  • Incorpora la economía circular.

Etapas un plan de gestión ambiental efectivo

La gestión ambiental en el sector logístico requiere de organización y estructuración para poder alcanzar sus propósitos, atendiendo a las disposiciones de la legislación vigente. Un proceso que según Twenergy tiene 4 fases:

  1. Planificación: se establecen objetivos a partir de la posición de la empresa y los aspectos ambientales de sus actividades que pueden generar impactos negativos. 
  2. Implantación: se ejecutan las tareas para cumplir con los objetivos propuestos, afectando personal y recursos físicos y financieros, estableciendo procedimientos, flujos de comunicación y controles.
  3. Verificación: medición y auditoría de las actividades que ocasionan impactos ambientales, para evaluar los niveles de desempeño y cumplimiento del plan.
  4. Ajustes: se realizan las modificaciones necesarias, con un criterio de mejora continua y en pos de afianzar modelos de producción sostenibles.

Iniciativas para reducir el impacto ambiental

Compartimos algunos proyectos comprometidos con la descarbonización y la reducción del impacto ambiental por parte del sector productivo, con aplicación al ámbito logístico: 

The Climate Pledge 

Comunidad intersectorial de empresas, organizaciones e individuos que trabajan juntos para resolver la crisis climática y los desafíos de descarbonizar la economía. Amazon cofundó el Climate Pledge with Global Optimism en 2019 y se convirtió en el primer signatario del compromiso. Actualmente, el proyecto cuenta con más de 100 signatarios de diversos sectores comerciales, incluidos el transporte, la aviación, la energía, los bienes raíces, el software y otros.

Lean & Green

Iniciativa europea impulsada en España desde AECOC que busca reducir el impacto de la supply chain y los procesos logísticos en la emisión de gases de efecto invernadero. Ya cuenta con 50 empresas comprometidas con la descarbonización de la logística., como: Aguas Danone, Ebro Foods, Iveco, Alpesa, Europastry, Procter & Gamble y Azucarera.

DHL

La empresa está incrementando el ritmo de descarbonización de sus operaciones e invertirá 7.000 millones de euros (Opex y Capex) en los próximos 10 años para reducir sus emisiones de CO2. Apuntan a los combustibles alternativos para la aviación, la ampliación de la flota de vehículos eléctricos de cero emisiones y los edificios climáticamente neutros. A más tardar en 2030, se desplegarán 80.000 vehículos eléctricos para las entregas de última milla, lo que supondrá una electrificación del 60% de la flota.

Cabify

Desde el 2018 impulsa un plan de descarbonización de la movilidad urbana. Con el objetivo de reducir las emisiones implementaron mejoras en la aplicación a partir de la tecnología blockchain, un algoritmo que les permite reducir los kilómetros en los que el conductor viaja sin pasajero a la vez que optimiza al máximo los viajes, acortando los tiempos de llegada y espera. Además integrarán una herramienta desarrollada por ClimateTrade que les permitirá trazar en tiempo real la huella de carbono por trayecto. 

Andreani

La compañía trabaja sobre un eje de eficiencia ambiental con foco en la reducción de emisiones de los vehículos de la flota, implementando tecnología y combustibles más limpios, e invirtiendo en entrenamiento en eco-conducción y la mejora de los procesos operativos para eficientizar traslados, entregas y puntos de cercanía. Incorporaron herramientas de routing que, mediante un algoritmo, permiten ordenar los pedidos por rutas y mejorar la intensidad energética por kilómetro recorrido.

A.P. Moller – Maersk 

Sumó un Tablero de Control de Emisiones, una herramienta de datos analíticos que proporciona a los clientes mediciones de la huella de carbono de toda su cadena de suministro, dando una visión general detallada de las emisiones si sus productos se transportan a través de camión, tren, avión o buque. 

¿Dónde formarse para adquirir las competencias necesarias?

El Centro de e-Learning de la UTN.BA ofrece interesantes propuestas formativas online a quienes estén interesados en acceder a oportunidades laborales dentro del ámbito logístico o adquirir nuevas competencias para fortalecer su carrera profesional en el sector: 

Curso de Gestión de Transporte: permite incorporar los conceptos de gestión integral de transporte, analizando costos y desarrollando una logística sustentable.

Diplomatura en Sistemas de Gestión Ambiental – ISO 14001: permite obtener conocimiento teóricos, recomendaciones, recursos y buenas prácticas, para comprender de forma integral todos los requisitos de la norma ISO 14001, y aplicarlos y gestionarlos adecuadamente para mejorar en forma continua el Sistema de Gestión Ambiental de una organización y alcanzar los resultados esperados.

Diplomado en Desarrollo Sostenible: aporta conocimientos sobre marco legal, gestión de recursos naturales, biotecnología y ciudades sostenibles.

Experto Universitario en Gestión Ambiental: para conocer las herramientas de gestión ambiental y el marco legal que integran los recursos naturales.

Dejá tu comentario