Inicio ArtículosEmpleo y Recursos Humanos Competencias indispensables para desarrollar liderazgos efectivos

Competencias indispensables para desarrollar liderazgos efectivos

por Redacción
82 vistas
Competencias-de-un-buen-líder

Las características que definían a un líder antes de la irrupción de la pandemia ya no son exactamente las mismas. Los modelos de liderazgo tuvieron que adaptarse a los tiempos actuales y en muchos casos reconvertirse. Te contamos las competencias de un buen líder que hoy está demandando el mercado laboral.

Vivimos un cambio de época particular, signado por la flexibilidad y la adaptación a escenarios dinámicos y complejos, donde:

  • la fuerza laboral está compuesta por cuatro generaciones por primera vez en la historia
  • los periodos de aislamiento y las medidas de distanciamiento social cambiaron las formas de producir y relacionarse
  • la incorporación tecnológica dio un salto exponencial en los últimos meses, digitalizando la mayoría de los procesos corporativos
  • la Cuarta Revolución Industrial continúa profundizándose, planteando la necesidad de integrar personas y máquinas

En este contexto y frente a la emergencia sanitaria que impacta a toda la sociedad desde el 2020, el liderazgo tradicional está en crisis. Se necesitan impulsar nuevos modelos de conducción que definan cuáles son las nuevas competencias de un buen líder.

¿Qué significa liderar?

Ser líder en tiempos de transformación como los actuales, implica adaptarse a las nuevas exigencias que plantea una realidad dinámica e incierta:

  • comprendiendo el contexto con el que se debe lidiar, 
  • empatizando con las circunstancias de las personas que nos rodean y con las cuales se tienen objetivos comunes,
  • adquiriendo competencias de un buen líder.

El liderazgo tradicional está en crisis. Se necesitan impulsar nuevos modelos de conducción, que definan las nuevas competencias de un buen líder.

Claudio Fernández, docente de los cursos sobre Habilidades Directivas del Centro de e-Learning de UTN-BA, considera que el liderazgo es un elemento conductor fundamental en todo equipo de trabajo, sin el cual difícilmente el conjunto de colaboradores podría orientar de forma adecuada sus esfuerzos hacia el objetivo común.

Por lo tanto, liderar implica tener una visión compartida con los demás, una meta común hacia la cual dirigir los esfuerzos y dedicación de todo un equipo.

Reviví el webinario El líder, la motivación y automotivación en épocas de crisis.

Características del liderazgo post-pandemia

El estudio ‘Liderazgo Intergeneracional’ realizado por el Observatorio Generación & Talento, caracterizó al líder ideal como una persona comunicativa, cercana, colaborativa, responsable, flexible e integradora, resaltando cualidades de carácter emocional.

Para Ángeles Alcázar, socia directora del Observatorio Generación y Talento, se trata de un liderazgo que apoye a los equipos a enfrentarse a las grandes transformaciones y constantes cambios que están experimentando las empresas, para potenciar su competitividad y sostenibilidad. 

En este sentido, considera que estamos frente a un modelo de conducción colectivo e intergeneracional basado en la colaboración, la comunicación eficaz y el compromiso.

Como destaca Elena Cascante, también socia directora del Observatorio Generación & Talento, lo que debe marcar la diferencia entre un jefe y otro hoy en día, es cómo generar valor en sus equipos y cómo eso se traduce en un mayor compromiso.

El liderazgo es un elemento conductor fundamental en todo equipo de trabajo.

Claves para un liderazgo efectivo

Frente a un cambio de época, las capacidades de adaptarse y eventualmente reconvertirse son críticas para desarrollar competencias de un buen líder. Más aun teniendo en cuenta, como afirma Richard Boyatzis, que apenas entre el 5 y 15% de los líderes actuales son realmente eficaces y ejemplares

1. Competencias transversales

El reporte ‘Liderazgo Intergeneracional’ concluyó que existen dos capacidades transversales para ser un buen líder: 

  • inteligencia emocional: involucrando habilidades, empatía y motivación
  • perspectiva generacional: teniendo en cuenta el amplio rango etario que tienen actualmente los distintos ámbitos laborales

A ambas podríamos agregar una tercera, expresada en un estudio de Harvard Business Review

  • perspectiva estratégica: una habilidad necesaria que deberían tener todos los trabajadores, independientemente de si ocupan un cargo directivo. 

No contar con algunas de estas tres capacidades podría convertirse en un obstáculo para conseguir una promoción y desarrollar una carrera.

2. Competencias específicas

En cuanto a las competencias de un buen líder vinculadas a comportamientos o actitudes puntuales, los informes del Observatorio Generación & Talento y Harvard Business Review, ofrecen un panorama completo de las exigencias que hoy plantea el mercado laboral. 

El estudio ‘Liderazgo Intergeneracional’, incluye entre las competencias de un buen líder:

  • Vivir los valores de la organización y trasladarlos al equipo, de manera que sus colaboradores los comprendan y lideren con su ejemplo. 
  • Definir eficazmente los objetivos para que el equipo los asimile, asignado responsabilidades individuales y grupales para lograrlos, y efectuando un seguimiento constante de los resultados obtenidos. En este proceso, es muy importante trasmitir a cada colaborador el papel que desempeña en su área.
  • Desarrollar capacidades comunicacionales: incluyendo la escucha activa, que involucra solicitar y tener en consideración la opinión de su equipo, y dar un feedback de calidad a los empleados.
  • Promover el desarrollo horizontal y/o vertical de sus colaboradores, dando oportunidades de crecimiento y favoreciendo la construcción de un plan de carrera.
  • Generar un ambiente laboral de disfrute, promoviendo procesos armónicos, empoderando a los equipos, reconociendo logros y aciertos, y gestionando adecuadamente los conflictos. En este punto es vital facilitar la armonización de la vida personal y familiar con la laboral.

El líder ideal es una persona comunicativa, cercana, colaborativa, responsable, flexible e integradora.

Por su parte, la investigación efectuada por Harvard Business Review identifica como competencias directivas más valoradas: 

  • Capacidad de inspirar y motivar a los demás (38%)
  • Integridad y honestidad (37%)
  • Capacidad por resolver problemas (37%)
  • Enfoque a resultados (36%) 
  • Habilidades comunicativas (35%)
  • Trabajo en equipo (33%)
  • Capacidad para construir relaciones (30%)
  • El expertise técnico y profesional (27%)
  • Iniciativa (19%)
  • Capacidad de innovación (16%)
  • Adaptación al cambio (16%)
  • Conexión con la realidad (12%)
  • Objetivos claros (10%)
  • Desarrollo personal (9%).

¿Cómo favorecer el desarrollo de competencias de un buen líder?

Entre las prácticas y recomendaciones a tener en cuenta para desarrollar liderazgos efectivos en circunstancias como las actuales, se destacan:

I. Comunicación, el primer mandamiento

La mayoría de los líderes corporativos coinciden en que la clave principal y determinante para superar los períodos de cuarentena al comienzo de la pandemia, fue la comunicación. Una capacidad que cumplió un rol absolutamente protagónico para: 

  • Transferir claramente las estrategias y planes de una empresa.
  • Dar tranquilidad a los trabajadores que se encontraban trabajando dentro de las instalaciones de una fábrica, explicándoles las medidas de seguridad desplegadas.
  • Mantener cohesionados a los colaboradores que cumplían funciones desde sus hogares.
  • Motivar a los equipos en un marco de incertidumbre, recompensando al grupo tras un trabajo bien hecho, e identificando cuándo dar un paso atrás para que su equipo tome la iniciativa y tenga la oportunidad de desarrollarse. 

II. Liderazgo basado en comportamientos

Los equipos observan a sus superiores jerárquicos en relación al temperamento que asumen y las acciones que realizan, principalmente en épocas de crisis. Las personas necesitan creer lo que se les está diciendo, para producir las conductas que se les solicita. Quien lidera debe ser la primera persona en cumplir con las medidas que solicita realizar a su equipo. 

La unificación del equipo es una de las competencias de un buen líder.
Empatizar con su equipo de trabajo es una de las competencias de un buen líder.

II. Empatizar con los equipos

Capacidad de ponerse en el lugar de los demás, comprendiendo sus preocupaciones y dando solución a sus problemas, en pos de lograr los objetivos de un equipo y una organización. 

III. Resiliencia

Entre las competencias de un buen líder también se destaca el poder adaptarse o recuperarse de la adversidad, ayudando a todos los miembros del equipo a transitar el camino de la reconversión o la superación.

IV. Flexibilidad 

Desarrollar liderazgos ágiles que puedan guiar a los equipos para adecuarse a las particularidades y problemáticas que irán surgiendo.

Lo que debe marcar la diferencia entre un jefe y otro hoy en día, es cómo generar valor en sus equipos y traducirlo en un mayor compromiso.

V. Perspectiva diversa

En tiempos donde las estadísticas de igualdad en ámbitos laborales aún son inequitativas, principalmente en relación a las mujeres, numerosas evidencias en empresas de todos los tamaños muestran que la diversidad (de género, edad, discapacidad, sexual) potencia la productividad y competitividad de las organizaciones.

VI. Visión de servicio

Otra de las competencias de un buen líder es contar con la capacidad de estar al servicio del equipo. Claudio Fernández lo describe perfectamente al señalar que el liderazgo no tiene que ver con la jerarquía ni la posición en la empresa, ni con imponer opiniones, sino con escuchar a los que saben. En este proceso, quien conduce debe estar a disposición de sus colaboradores para apoyarlos y potenciarlos, y trabajar sobre la persuasión más que sobre la imposición.

Solo entre el 5 y 15% de los líderes actuales son realmente eficaces y ejemplares.

¿Dónde capacitarse?

El Centro de e-Learning de la UTN.BA ofrece una amplia propuesta formativa para desarrollar o profundizar las competencias de un buen líder, que hoy valora el mercado laboral.

Algunos de los cursos más destacados:

Diplomatura en Liderazgo y Competencias Directivas: está orientado a trabajar las competencias directivas necesarias para que los profesionales y ejecutivos puedan desenvolverse con éxito en el campo empresarial. Cuenta con un enfoque dirigido al trabajo en equipo y el empoderamiento, a través de la creatividad, la Inteligencia Emocional, la toma de decisiones y la delegación eficaz.

Liderazgo Estratégico: brinda conocimientos y herramientas para conducir equipos de trabajo, resolver conflictos y desarrollar la inteligencia emocional.

Experto Universitario en Liderazgo Efectivo de Personas y Equipos para mandos medios: busca que los participantes adquieran las competencias necesarias para desempeñar eficazmente el rol de líder de personas y equipos en el ámbito organizacional.

Dejá tu comentario