Inicio ArtículosEmpleo y Recursos HumanosHabilidades gerenciales y Liderazgo 10 características de un líder positivo para desarrollar procesos exitosos de transformación organizacional

10 características de un líder positivo para desarrollar procesos exitosos de transformación organizacional

por Redacción
93 vistas
Características de un líder positivo.

Vivimos un cambio de época con grandes desafíos, en un contexto altamente dinámico e incierto. Son tiempos en los que las características de un líder positivo deben prevalecer para superar obstáculos, resolver imprevistos y transitar hacia el progreso. Adquirir estas competencias incrementan las posibilidades de desarrollo profesional.

El 60% de los ejecutivos que participaron en la encuesta ‘Tendencias Globales de Capital Humano 2021’ realizada por Deloitte afirma que el liderazgo es importante para prepararse frente a escenarios futuros desconocidos

Según explican desde la consultora, aunque gran parte del liderazgo se inclinó históricamente a establecer la dirección y garantizar el cumplimiento, ahora está cambiando hacia la preparación para lo impredecible. Un objetivo que se logrará mediante: 

Los líderes “son los más adecuados para reconocer el potencial dentro de sus equipos; son las personas con información de primera mano que pueden identificar quién tiene las capacidades para hacer qué y cómo esas capacidades podrían aplicarse de la mejor forma”, analiza el reporte de Deloitte, advirtiendo que además de capturar el potencial de crecimiento y adaptabilidad de los colaboradores, las organizaciones deben esforzarse por desarrollar la habilidad de los líderes para cultivar ese potencial.

El 60% de los ejecutivos afirma que el liderazgo es importante para prepararse a escenarios futuros desconocidos.

Gestionar adecuadamente una crisis puede constituirse en una oportunidad de aprendizaje para asumir circunstancias similares en el futuro, sostienen desde ISOTools, señalando que “un buen líder debe mantener a su equipo unido y motivado en cualquier situación, sin importar lo difícil que sea. Es la mejor manera de lograr efectividad”. 

En efecto, un líder positivo es la llave para desarrollar proyectos exitosos. Por ello es muy importante tener en cuenta cuáles son las características de un líder positivo y las competencias que definen a este tipo de perfiles.

Características de un líder positivo

La crisis que comenzó a vivir el mundo a partir de la pandemia revela la enorme importancia que tienen y tendrán los líderes positivos en el marco de la nueva normalidad. Así lo entiende el Director Ejecutivo de Delta Air Lines, Ed Bastian, destacando que en 95 años de la empresa nunca se había necesitado del liderazgo tanto como hoy.

Liderar implica adaptarse a las nuevas exigencias que plantea la realidad, asumiendo y entendiendo el contexto en el cual debemos interactuar y empatizando con las personas con las que se tienen objetivos comunes.

Ejercer un liderazgo efectivo en los tiempos actuales, exige características diferentes a las que se requerían a fines de 2019. Entre ellas, podemos destacar las siguientes:

1. Liderar con el ejemplo, desde el comportamiento

Las personas deben creer lo que se les dice. Y si desde una posición de liderazgo se indica el cumplimiento de medidas puntuales o el desarrollo de acciones específicas, se espera que quienes realizan dichas solicitudes sean los primeros en realizarlas y que lo hagan siempre que sea necesario.

Gestionar adecuadamente una crisis puede constituirse en una oportunidad de aprendizaje para asumir circunstancias similares en el futuro.

2. Asumir protagonismo a través de una comunicación precisa y eficiente

Transmitir confianza, tranquilidad y objetivos concretos. Este proceso involucra la capacidad de escuchar a los demás colaboradores, incorporar sus aportes de valor, e incrementar la interacción entre los equipos. Pero tomando siempre la responsabilidad de asumir decisiones.

Se trata de una de las características de un líder positivo que permitirá que las personas se sientan cómodas y comprometidas con las acciones que se toman.

3. Generar vínculos cercanos 

Relaciones verticales y horizontales con los colaboradores y cada área de la compañía, con los representantes de las organizaciones sindicales, y con las familias de los trabajadores.

Generar un sólido sistema de alianzas estratégicas, que involucre a todos los actores -externos e internos, primarios y secundarios- permitirá enfrentar los mayores desafíos y las situaciones más complejas. Para ello es fundamental desarrollar empatía: poniéndose en el lugar de los demás, comprendiendo sus preocupaciones y dando solución a sus problemas, para lograr los objetivos propuestos.

4. Capacidad de absorber y reaccionar a impactos de gran magnitud

Los líderes resilientes se caracterizan por estar preparados antes de que sucedan las crisis, poseer balances sólidos y reaccionar de forma efectiva para reducir costos operativos, aún frente a circunstancias límite e imprevisibles. Saber adaptarse o recuperarse de la adversidad, ayudando a todos sus colaboradores a transitar el camino de la reconversión o la superación, forma parte de las características de un líder positivo que no pueden faltar en una organización.

5. Flexibilidad

Vivimos tiempos en los que tenemos que estar adaptándonos y reconvirtiéndonos en forma permanente. Le ocurre a las empresas y a las personas por igual. En este contexto, los líderes tienen que contar con la capacidad para asimilar los procesos de transformación e integrar a sus equipos a las nuevas dinámicas de trabajo. En una efectiva gestión del cambio, reside el éxito de una transformación organizacional.

Liderar implica adaptarse a las nuevas exigencias que plantea la realidad, asumiendo y entendiendo el contexto en el cual debemos interactuar y empatizando con las personas con las que se tienen objetivos comunes.

6. Visión contextual

El liderazgo actual implica asumir la responsabilidad de trasmitir con claridad el rol que tiene cada empresa en relación al aporte que está efectuando a la sociedad, y la importancia de cada rol dentro de la organización, en relación a su impacto en la sustentabilidad del negocio.

A partir de allí, favorecer el desarrollo de todos los miembros del equipo, para mejorar sus niveles de desempeño en pos de un objetivo común. Estableciendo esta plataforma de entendimiento y facilitando la confluencia del resto de las características de un líder positivo, será más sencillo motivar para el logro de resultados: inspirando, y canalizando la energía y el potencial del equipo.

7. Perspectiva diversa

Si bien el camino a recorrer para garantizar la igualdad de oportunidades en ambientes laborales, recién comienza a transitarse, los líderes positivos comprenden que en la diversidad está la clave para mejorar la productividad y competitividad de las empresas. Fomentar la igualdad y equidad de género y edad, entre otras variables de inclusión, es el gran desafío para los próximos años.

Características de un líder positivo
Un líder positivo favorece el desarrollo de todos los miembros de su equipo, para mejorar sus niveles de desempeño en pos de un objetivo común.

8. Visión de servicio

Liderar hoy implica dirigir, como en otros tiempos, pero también servir de guía a los equipos durante el desarrollo de un proceso hasta que se cumpla el objetivo marcado: asumiendo riesgos y responsabilidades, tomando decisiones, rectificándose y recompensando. Esta orientación permite generar fidelidad, compañerismo, compromiso y buenos ambientes de trabajo, lo cual deriva en una mayor estabilidad y permanencia de los mejores talentos de una compañía.

9. Mapear competencias

Tener claridad sobre las fortalezas y debilidades de un equipo, y las habilidades con las que cuenta, tiene mucho valor en los procesos de toma de decisión. Como señala un informe de la revista Forbes, esto conocimiento le permitirá a un líder poder definir los roles de cada colaborador frente a una situación. También facilitará delegar responsabilidades en las personas adecuadas, y ofrecerá la posibilidad de desplegar estrategias de capacitación personalizada, orientadas a mejorar el desempeño.

10. Visión estratégica y capacidad para planificar frente a lo inesperado

Es indispensable que un líder sepa cuál es la actualidad de su empresa y sus equipos, a dónde se desea llegar, cómo lograrlo y el tipo de organización que se está buscando crear. Contando con esta comprensión, dispondrá de elementos de juicio importantes para realizar planificaciones de acuerdo a las diversas circunstancias que se producen en la ejecución de una estrategia, sin importar lo imprevistas que éstas sean.

Los líderes resilientes se caracterizan por estar preparados antes de que sucedan las crisis.

Capacitarse para desarrollar características de un líder positivo

El Centro de e-Learning de la UTN.BA ofrece una interesante propuesta formativa para aquellos profesionales interesados en asumir y fortalecer su liderazgo organizacional.

Para potenciar las competencias con las que debe contar un líder positivo -actualmente consideradas habilidades esenciales en el mercado laboral-, te recomendamos estas opciones de capacitación:

Liderazgo en el marco de la gestión del cambio: Competencias directivas, Empowerment y Trabajo en equipo

– Experto Universitario en Liderazgo Efectivo de Personas y Equipos para mandos medios

– Liderazgo Estratégico

– Fundamentos del Liderazgo y el coaching

– Diplomatura en Liderazgo y Competencias Directivas

Dejá tu comentario