Inicio ArtículosAdministración y empresas Gestión de Personas: cómo mejorar las oportunidades de empleabilidad

Gestión de Personas: cómo mejorar las oportunidades de empleabilidad

por Redacción

Incorporar herramientas para el desarrollo de habilidades blandas orientadas a la gestión de relaciones interpersonales en el ámbito empresarial y personal, es clave para adaptarse a las exigencias de los tiempos actuales.

Las circunstancias extraordinarias que está atravesando el mundo, lleva a que los profesionales de recursos humanos tengan que desarrollar habilidades muy específicas para afrontar y resolver los desafíos que plantea un mercado altamente dinámico e incierto.

Te invitamos al webinario gratuito el 29 de octubre 18 horas: “Gestión de Personas”. Inscribite aquí.

Desde la consolidación de la Cuarta Revolución Industrial y más aceleradamente luego del surgimiento de la pandemia, experimentamos cada vez más cambios continuos. En este marco, la gestión de personas a nivel liderazgo será un punto diferencial en las organizaciones presentes y futuras.

Por ello, el uso de herramientas de habilidades blandas para el desarrollo en las relaciones interpersonales, será un diferencial para cualquier profesional que quiera generar sinergia entre los distintos involucrados.

Con el objetivo de poder conocer en detalle la actualidad de la gestión de personas, entrevistamos a Jorge Velurtas, director del curso de Posgrado en Gestión de Personas impartido por la UTN-BA.

¿Hay una nueva forma de gestionar a las personas en el actual ambiente laboral de las organizaciones, a partir de los cambios surgidos en pandemia?

JV: Variables como la motivación y la comunicación son cada vez más un diferencial determinante para un liderazgo efectivo, y para esto debemos desarrollar herramientas adecuadas a los perfiles de cada persona.

Además, con los cambios tecnológicos debidos a la pandemia, es imperioso estar en línea para desarrollar alternativas de forma ágil, relacionando la inmediatez y los nuevos actores que surgen en los distintos escenarios -sumamente cambiantes-, como lo ha sido la irrupción casi de la noche a la mañana del home office.

Variables como la motivación y la comunicación son cada vez más un diferencial determinante para un liderazgo efectivo.

Esto nos obliga a desarrollar nuevas formas de gestionar a nuestros equipos, con muevas métricas y técnicas que contemplen -solo por mencionar un ejemplo simple-, las distancias.

Como ustedes sabrán, un aspecto que se ha vuelto una herramienta indispensable en el liderazgo de equipos, es el dominio de la comunicación del Lenguaje No Verbal. La virtualidad nos ha colocado una barrera importante a nivel corporal y pasa a tener un mayor protagonismo la voz.

¿Cómo impacta el tipo de liderazgo  que se practica y quién lo ejerce, en el rendimiento y productividad de las personas dentro de una empresa?

JV: Dependiendo del tipo de liderazgo y forma de desarrollar los objetivos en una organización, diremos que el liderazgo tradicional necesita tener un seguimiento diferente al del liderazgo moderno, donde su productividad y rendimiento estará condicionado al acuerdo de todos los involucrados.

Para que esto tenga sentido debemos acotar los indicadores de productividad, y medir y minimizar el riesgo de bajo rendimiento de la productividad.

Para un liderazgo tan cambiante debemos desarrollar habilidades blandas, tanto a nivel personal como de equipos.

En el curso de Posgrado en Gestión de Personas estaremos analizando la manera en la que las personas (tanto en lo individual como en grupos) actúan en las organizaciones, y de arbitrar los medios para que actúen más eficazmente: mejorando su productividad, satisfaciendo mejor al cliente y alcanzando una posición más competitiva.

¿Cuán importante es promover y desarrollar las habilidades blandas en los equipos de trabajo? ¿Influye el sector al que pertenece la organización?

Para un liderazgo tan cambiante debemos cada vez más desarrollar habilidades blandas, tanto a nivel personal como de equipos.

Las habilidades blandas contribuyen a:

  • Comprender las complejidades de las relaciones interpersonales (compañeros de trabajo, jefe-subordinado, etc.).
  • Desarrollar mejores relaciones dentro de grupos pequeños (formales e informales).
  • Fomentar y acompañar el esfuerzo de dos o más grupos que deben coordinar sus esfuerzos (relaciones intergrupales).
  • Entender que las personas operan como seres humanos complejos (habilidades, antecedentes, conocimientos, vida personal, vida laboral, emociones, físico, puesto que ocupa, etc.).

Todo lo mencionado nos dará herramientas para analizar la cultura de la organización, y de la forma en que las personas y grupos se relacionan con ésta y su entorno.

La cultura es la personalidad de una organización, su forma de ser, y esto incidirá en las personas en cómo se gestionará.

¿Cuáles considera que son las principales tendencias en recursos humanos?

  • Desarrollar la autogestión, el trabajo por objetivos y la delegación de responsabilidades.
  • El trabajo basado en plataformas tecnológicas.
  • Generar procesos de mejora continua en todo momento
  • El manejo de las Habilidades Blandas (como son la Escucha activa, el Feedback, la empatía, la comunicación efectiva, entre otras).

Si te interesa capacitarse en recursos humanos, liderazgo, habilidades directivas y operativas, para acceder a oportunidades laborales vinculadas a la coordinación de equipos, te invitamos a conocer el curso de Posgrado en Gestión de Personas impartido por la UTN-BA.

Te invitamos al webinario gratuito el 29 de octubre 18 horas: “Gestión de Personas”. Inscribite aquí.

Deja un comentario