Inicio ArtículosMarketing y Comunicación Inbound Marketing, enamorar para vender

Inbound Marketing, enamorar para vender

por Redacción

El marketing digital es uno de esos terrenos que cambian con la velocidad de la luz. Y nos conviene cambiar con ellos, pero, como dice el dicho “de la moda usa lo que te acomoda”. Hoy te explicamos la última moda: el Inbound Marketing

A nadie le gusta estar viendo televisión y que salga un comercial de 5 minutos, por eso se creó la televisión “on demand”. De igual modo, nunca será bienvenida la publicidad invasiva cuando estamos en nuestras computadoras y por eso se popularizó el Inbound Marketing, que está cambiando la forma de mostrarnos a nuestro usuario.

Si hoy en día, todavía consideras que las estrategias que mencionamos son las mejores para hacer marketing, quizás sea momento de revisar tu estrategia. ¿Realmente estás consiguiendo los resultados que deseas? El Internet, y sus cambio casi diarios, han facilitado las cosas y nos permiten, ahora, hacer estrategias de marketing, más efectivas y económicas.

El Inbound Marketing es la metodología para atraer, enamorar y fidelizar a nuestro cliente ideal.

Entre tanta competencia, y tantos resultados similares en los buscadores, necesitamos que nuestro cliente nos encuentre a nosotros. No estar nosotros persiguiéndoles e interrumpiéndoles. Y ahí nace el “Inbound Marketing”.

Una vez leí que si un concepto no lo entiende tu abuela, entonces probablemente no sea muy bueno. Así que, empecemos por el principio:

¿Qué es el Inbound Marketing?

El Inbound Marketing es la metodología para atraer, enamorar y fidelizar a nuestro cliente ideal.

El Inbound Marketing se basa en la atracción. En hacer que tu cliente te consiga, sin interrumpir su dinámica digital. Y hacer todo esto enseñándole como tu producto o servicio puede beneficiarle sin centrarse directamente en la venta.

El Inbound Marketing, es entonces, una especie de juego de seducción. Cómo cuando conoces a alguien que te atrae. Cuando eso pasa uno no se adelanta e interrumpe la conversación de la persona en cuestión con sus amistades para decir, “vamos a salir juntos, soy genial”. Uno hace lo posible para que la persona sienta la atracción, habla sobre un tema que crea le puede interesar, baila cerca, o sonríe de lejos.

Con nuestra marca, también necesitamos un juego de seducción. Atraer al cliente, de manera no intrusiva. Para ello podemos utilizar una cantidad de técnicas que faciliten esta atracción. Con la finalidad de conseguir un usuario con el menor coste y que este usuario también reciba algo que considere de valor.

Si estamos generando buen contenido y nuestro cliente ideal ya no está guiñando el ojo. Es momento de conseguir una conversión.

Esta implementación si bien no es rápida, nos permite generar una relación a largo plazo con nuestro cliente. Nos permite conocer mucho más a nuestro usuario, brindarle algo de valor, entender y hacerle entender sus necesidades y así poder ofrecer un producto o servicio que este realmente apreciará.

¿De dónde salió el Inbound?

El Inbound Marketing, no es nada nuevo. Nació en el 2006, de la mano de la empresa de marketing digital HubSpot, introducido por su CEO, Brian Halligan. Sin embargo no fue sino hasta hace poco que con su perfeccionamiento esta metodología alcanzó su auge.

¿Cómo inicio una estrategia de Inbound Marketing?

El cliente ideal es aquél que queremos que nos busque -y encuentre-.

Para llevar adelante una estrategia de Inbound Marketing hay que empezar por generar un contenido de interés para potenciales clientes. Para ello será esencial que conozcas a tu cliente ideal, sus necesidades, preferencias y comportamientos. Así podrás saber cómo seducirlo efectivamente.

Este contenido se unirá a tu estrategia de Marketing de Contenidos y tu estrategia SEO. El contenido puede ser tan variado como lo imagines: Desde un blog con notas que sirvan de atracción. Como la elaboración y difusión de eBooks, whitepapers, infografías.

El buceador y potencial cliente al hacer una búsqueda por ejemplo en Google sobre alguna inquietud relacionada con el producto que apuntamos vender, tiene que descubrirnos y ver que nosotros sabemos sobre lo que él necesita. Y que podemos ayudarlo.

Juega un papel muy importante, el uso de las redes sociales. Hoy en día no podrías seducir a una persona y que al pedirle el número de teléfono te diga “no tengo”. Abrir los canales de comunicación es importante para que tu cliente ideal tenga la mayor cantidad de oportunidades de encontrarte.

Si estamos generando buen contenido y nuestro cliente ideal ya no está guiñando el ojo. Es momento de conseguir una conversión. Algo así como el primer beso. Los leads se generan a partir de un intercambio en el que nuestro cliente nos deja una información importante para nosotros.

Dependiendo de nuestras necesidades un lead puede ser un “me gusta” en Facebook, dejar su correo electrónico para descargar un eBook en nuestro sitio web, subscribirse a nuestro blog, o pedir más información de nuestro producto en nuestro sitio web.

Muchas veces para lograr ese lead se desarrolla una “landing page”. Desde este lugar nuestro cliente ideal, podrá acceder a algo que le interesa, a cambio de sus datos.

La fidelización nos asegura que nuestro cliente vendrá primero a nosotros.

Estos leads van a crear una base de datos bastante fiel, ya que sabremos con seguridad, que estas personas están interesadas en algo que estamos ofreciendo. Por lo que el siguiente paso que debemos tomar es implementar una estrategia de Automation Marketing.

Con el Automation, buscaremos fidelizar al cliente. Recordarle a lo que hacemos y seguir brindándole contenido que sabemos es importante para él. Para así poder ofrecerles un producto o servicio de manera casi personalizada, a la medida de las que sabemos son sus necesidades e intereses. Y de este modo los enamoramos y logramos el lead final: la venta.

El Inbound Marketing es un trabajo de construcción. Cada piedra ayuda a erigir la catedral, por lo que mientras antes empieces a construirla, más rápido verás los resultados.

¿Has utilizado estrategias de Inbound, te gustaría hacerlo? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Deja un comentario