Inicio ArtículosAdministración y empresas 6 tips para iniciarte en el teletrabajo -y no morir en el intento-

6 tips para iniciarte en el teletrabajo -y no morir en el intento-

por Redacción

Si cada persona es un mundo: ¿por qué nos empeñamos en tratar y trabajar con todos de igual forma? En medio de la era tecnológica crece la tendencia del trabajo freelance. Las oficinas se vacían y las home office se instalan. Y cada vez escuchamos más decir “soy mi propio jefe”

La posibilidad de contar con conexión a la red  en el hogar y el acelerado desarrollo tecnológico se suman al hecho de que la vida empresarial ya no otorga las mismas satisfacciones que antes: Horarios inflexibles, poco equilibrio entre la vida laboral y personal y falta de tiempo para explotar y explorar intereses propios, han creado un caldo de cultivo que llevó a la expansión del teletrabajo.

El trabajo 3.0, también llamando freelance, es otra forma laboral, en la que uno de alguna manera es “dueño de su propio destino” o como otros lo ven “su propio jefe”. Se inició hace algunos años en los Estados Unidos dentro del universo de los “techies” –gente que trabajaba en la industria tecnológica. Sin embargo, hoy se ha expandido por todo el mundo y alcanza otro tipo de actividades como diseño gráfico, traductores, docentes de e-learning, redactores, etc.

¡Eres tu propia marca!

La mayoría del trabajo 3.0 que hoy se ofrece en todo el mundo se puede conseguir a través de plataformas de empleo que conectan a empresas con freelancers. Para los empleadores es una oportunidad de llegar a los mejores profesionales de cualquier parte del planeta. Algunas plataformas que se pueden nombrar son Nubelo, Freelancer, Elance y Odesk, entre otros. Estas no solo facilitan la contratación para empleadores sino que también le otorga oportunidades a quiénes se inician en esta modalidad de trabajo y les permite, no solo adquirir experiencia, si no también crear su propia cartera de clientes.

Entre las ventajas del trabajo freelance se cuenta el hecho de que no hay que movilizarse diariamente a una oficina, ahorrando costos y tiempos, y se puede trabajar en forma cómoda desde el hogar. Esto puede mejorar la productividad ya que puedes manejarte y trabajar en tus horarios de máxima productividad  y en condiciones personalmente más inspiradoras.

Pero no todas son “perlas”. Es por esto que te damos algunos tips que te ayudarán en este camino:

  • Organízate: Hacer un cronograma de trabajo es imprescindible. La puntualidad en tu trabajo habla de profesionalismo. Organiza tu agenda para poder administrar los tiempos de entrega, ver los espacios libres (que podrías llenar)  y equilibrar momentos de trabajo y descanso. Aquí será importante que crees tu propio horario y horas en las que te desenvolverás. Se fiel a esto.
  • Crea tu home office: Busca un lugar de la casa para organizar como oficina, la idea es que sea un lugar cómodo e inspirador. Tu nueva ‘oficina’ tendrá que estar correctamente equipada para poder llevar a cabo el servicio que ofreces. Si no tienes mucho espacio, otra opción es compartir gastos con algún amigo o interesado en el mismo tema y alquilar una compartiendo gastos.
  • Haz tu página web: ¡Eres tu propia marca! Tener una página web propia es útil para mostrar tu portafolio, ofrecer tus servicios y para darte a conocer. También puedes, o debes,  utilizar las redes sociales para ampliar el número de contactos y promocionar lo que haces.
  • Capacítate: Nadie te pedirá que realices un diseño web si no puedes demostrar que eres diseñador. Siempre es bueno que te capacítes y te mantengas actualizado en tu área. Realizar cursos de formación profesional es positivo para la calidad de tu trabajo y le brindará tranquilidad a tu empleador. Además en estos conocerás personas que hacen lo mismo que tú y los contactos son clave.
  • Estudia tu mercado: Infórmate sobre lo que demanda el mercado para poder ofrecer un servicio que interese a personas y empresas. Con este conocimiento podrás ver como adecuar el servicio que ofreces para lo que ellas necesitan.
  • Estudia la competencia: Recuerda que, como tú, miles de personas cada día dejan sus trabajos para emprender por sí solos. Averigua qué y cómo están trabajando las personas de tu área y busca como agregar valor en el servicio que TÚ ofreces.
  • Tip extra: Que nunca te falte café, mate o té.

¿Te unirías a esta tendencia?

Deja un comentario