Inicio ArtículosEducación y Capacitación 9 formas en las que la Inteligencia Artificial podría cambiar la educación

9 formas en las que la Inteligencia Artificial podría cambiar la educación

por Redacción

¡Vivimos en el futuro! Todas esas cosas que de niños leíamos en cuentos de ciencia ficción, ahora son reales. Conoce el papel que juega la inteligencia artificial en el aula y cómo sacarle provecho.

La inteligencia artificial, IA, ha dejado de formar parte de cuentos futuristas para convertirse cada vez más en una realidad de estos tiempos. Robots, máquinas y programas informáticos resuelven en segundos situaciones reservadas antes a los seres humanos.

La IA se hace presente en todas las actividades. Se estima que en 15 años 4 de cada 5 tareas serán realizadas por Inteligencia Artificial, ya sea en la industria, los servicios y la medicina. ¿Y qué pasa con la educación?

La utilización de la tiza y el pizarrón dista mucho en estos tiempos de ser las herramientas que solo usan los docentes en el aula. Se estima que en los próximos años las TIC y la inteligencia artificial tendrán gran protagonismo en el aula.

Aquí te nombramos 9 formas en las que la inteligencia artificial cambiará la educación:

1. Automatización de tareas administrativas docentes:

La inteligencia artificial podría cambiar el paradigma educacional.

Se está trabajando en la automatización para clasificar trabajos prácticos, dividirlos de acuerdo a materias y saber cual pertenece a cada alumno de acuerdo a su forma de escribir. Todo esto facilitará la tarea docente para que pueda dedicarse más a estar con los chicos e interactuar con ellos.

De igual forma, a pesar de que por el momento sea imposible que la inteligencia artificial asigne calificaciones. Sí es posible por medio de evaluaciones de elección múltiple y similares, que estos programas colaboren con el trabajo de corrección de algunas pruebas. Así como la revisión de posibles plagios.

2. Softwares para brindar una educación más personalizada:

Desde el jardín de infantes a la universidad, una de las principales formas de inteligencia artificial impactará la educación es a través de la aplicación de mayores niveles de aprendizaje individualizado.

Crecen los programas de aprendizaje adaptativo a cada alumno, poniendo mayor énfasis en los temas que no termina de comprender y adaptándose a sus ritmos. Los aprendizajes adaptados a cada chico facilitará el aprendizaje y ayudará al docente a comprender las necesidades de cada alumno.

3. Detectar que temas necesitan más trabajo en clase:

No siempre el docente se da cuenta que conceptos faltan reforzar en clase o cuales no han sido del todo comprendidos. Se está trabajando en programas que alertan al maestro cuando un número importante de alumnos dan la respuesta equivocada a un tema.

En medio de las explicaciones y con las interrupciones normales del aula, como los recesos, consultas, entre otros algunos temas podrían pasarse o ciertas explicaciones no quedar claras. La detección permitirá al docente insistir en ciertos conceptos que pudieron pasar de largo.

4. Compañero y soporte de aula para los estudiantes:

Estos programas pueden convertirse en muy buenos ayudantes de los docentes.  Y aún mejor, en un compañero sabelotodo para los alumnos, facilitando la enseñanza de tareas básicas en algunas materias. A no desesperar: el pensamiento de orden superior y la creatividad por ahora –y esperemos por mucho tiempo- solo puede llevarlo adelante un docente 1.0, de carne y hueso.

Estos ayudantes facilitarán también la labor del docente con alumnos que requieran atención especial, autismo o trastornos generales de desarrollo. Permitiéndoles desarrollar de manera más sencilla material acorde a sus necesidades y exigencias y a la medida de su evolución personal.

5. Información importante para avanzar en el curso:

El creciente uso de dispositivos móviles en el aula, permite utilizar sistemas para monitorear el progreso de los estudiantes y alertar a los profesores cuando puede haber un problema con el rendimiento particular o general. Estos sistemas de alerta son importantes para que el profesor busque métodos para mejorar la instrucción donde puede haber fallas.

Estos programas en niveles avanzados de educación secundaria, permite ayudar a los estudiantes a elegir carreras en las que se ve que pueden tener más facilidad y pondrán más empeño.

La inteligencia artificial, cambiará la forma en la que aprendemos y enseñamos.

6. Cambios en la búsqueda e interacción con la información:

La inteligencia artificial en el aula, podría permitir que los estudiantes y docentes tengan cada vez posibilidades de búsqueda de información más ajustadas a sus cursos.

El uso las nuevas tecnologías como libros digitales, tabletas, pizarras inteligentes va en aumento. En el caso de las pizarras digitales, estas funcionan como tablets de pared a gran escala, en la que tanto docentes como alumnos pueden escribir, buscar información en tiempo real, hacer ampliaciones con movimientos de la mano, dibujar, escribir y utilizar aplicaciones en el aula.

7. Resignificación del papel del docente:

El docente siempre estará ahí y es necesario. Sin embargo, las nuevas tecnologías irán transformando el trabajo del docente en el aula. Desde las ya nombradas tareas de clasificación a un apoyo en la tutoría la IA tomará más protagonismo. Será el asistente ideal, el facilitador necesario que le dejará al maestro más tiempo para investigar y estar con los alumnos enseñando lo fundamental.

De igual forma el paradigma docente evolucionará ya que este tendrá que ir avanzando y actualizándose al ritmo y la mano de la tecnología. Esto para ofrecer no solo una mejor educación sino también para brindar a los chicos una experiencia acorde que facilite el aprendizaje y los mantenga interesados en lo que ocurre en el aula.

8. Uso de datos de manera inteligente para enseñar y apoyar al estudiante:

La recopilación de datos de manera inteligente, impulsado por los sistemas informáticos, ya está haciendo cambios en la forma en que las universidades interactúan con los estudiantes actuales y futuros. Los datos se usan para ayudar a los estudiantes a elegir los mejores cursos acorde a sus capacidades y necesidades.

De igual modo las universidades pueden cambiar, mejorar y ajustar sus ofertas académicas con ayuda de estos datos. Tomando en cuenta los deseos de carrera de los alumnos, las materias más tomadas y aquellas que podrían ofrecer porque tienen demanda pero otros centros no las ofrecen.

En un futuro, inclusive, el uso de datos de manera inteligente podría brindar un sistema educativo superior a la medida del alumno.

9. La inteligencia artificial podría cambiar cómo aprendemos y cómo enseñamos:

La inteligencia artificial, a pesar de que aún se ve ligeramente distante, está entrando en nuestra cotidianidad fuertemente. Y los sistemas que ofrecen podrían cambiar completamente la educación como la conocemos.

Con los sistemas de inteligencia artificial, los estudiantes pueden aprender desde cualquier parte del mundo en cualquier momento y de varias formas. El uso de las tecnologías y de distintas formas de inteligencia artificial, permite integrar a la educación modelos de aula invertida, gamificación y seguramente con los nuevos desarrollos nuevas formas de educación que por el momento desconocemos.

¿Aplicarías o ya aplicas alguna forma de Inteligencia Artificial en tu aula?

Deja un comentario